El gobierno libio enviará a ex combatientes rebeldes al extranjero para recibir capacitación policial, como parte de su esfuerzo para reconstituir a las fuerzas de seguridad de la nación, se informó el lunes.

El gobierno de transición libio dijo que más de 2.500 ex insurgentes serán enviados a Jordania y Turquía para la primera ronda de entrenamiento. No se dieron detalles sobre fechas y plazos.

Unos 10.000 libios recibirán entrenamiento en Jordania en varias etapas, dijo el gobierno. Más de 1.300 irán a Turquía, según acuerdos firmados.

Tanto Turquía como Jordania apoyaron a los rebeldes que derrocaron al régimen del añejo dictador Moamar Gadafi el año pasado luego de meses de guerra civil.

El gobierno libio aprobó el lunes también cambiar el color de los pasaportes libios de verde — distintivo del régimen de Gadafi — a azul.