El comandante del ejército de Serbia demandó el lunes a una prominente activista de derechos humanos que lo acusó de crímenes de guerra en Kosovo durante la guerra de 1998-1999.

Natasa Kandic, que encabeza el grupo Fondo de Derecho Humanitario, dijo que la demanda por difamación presentada por el general Ljubisa Dikovic tiene motivos políticos.

La organización de Kandic ha asegurado que crímenes "numerosos, graves y masivos" se cometieron en Kosovo cuando Dikovic estaba a cargo como comandante de brigada en 1999.

El grupo de derechos humanos indicó que esos crímenes incluyen la ejecución de civiles, saqueos y violaciones que Dikovic tenía la obligación de evitar.

Dikovic y la oficina de la fiscalía de crímenes de guerra en Serbia han refutado las acusaciones.

Aproximadamente 10.000 personas, en su mayoría albaneses étnicos que buscaban la independencia, murieron en la guerra de Kosovo.