El embajador de China en Bolivia Shen Zhi Liang aseguró que su país explora opciones para cooperar en la industrialización de las grandes reservas de litio y de otros minerales que tiene el país andino y destacó que las relaciones entre Bolivia y China pasan por el mejor momento.

Venezuela, Ecuador, Perú, Argentina y Brasil han sido hasta ahora los mayores destinatarios de las multimillonarias inversiones chinas en el continente que en 2010 llegaron a 15.000 millones de dólares, dijo el diplomático en entrevista con The Associated Press.

"Estamos en el inicio de inversiones chinas en Bolivia y una posibilidad es el proyecto del litio y de otros minerales", dijo al mencionar un memorándum de entendimiento que Bolivia firmó con Citic Gouan Group el año pasado.

La gigante estatal china se sumó al equipo de investigación que creó el gobierno boliviano para impulsar la industrialización de los recursos del Salar de Uyuni, 390 kilómetros al sur de La Paz, donde se estima que está la mitad de las reservas mundiales de litio, un recurso estratégico en la industria automotriz del futuro.

El gobierno del presidente Evo Morales inició hace más de dos años un proyecto propio para producir carbonato de litio en una primera etapa. Citic Guoan Group coopera en investigaciones junto con empresas de Japón, Francia, Corea del Sur y Australia.

Pero no está decidido si alguna empresa será la socia para producir baterías de litio en el país en un futuro, han dicho las autoridades.

Zhi Liang precisó que su país "participa como cooperante" de empresas bolivianas y no tiene intenciones de comprar derechos de explotación.

"Se puede dar con el litio y con otros minerales. Hay muchas empresas chinas que están estudiando y van a realizar inversiones pronto. Pienso que hay una gran oportunidad en Bolivia", dijo.

China ha pasado a dominar el comercio en las ciudades bolivianas y las grandes compras del gobierno de Morales al punto que han puesto las relaciones entre los dos países "en su mejor momento histórico", según el diplomático. Pero la brecha comercial se disparó.

En 2011, China vendió a Bolivia por 385 millones de dólares y compró por 275 millones, sobre todo minerales. "Las exportaciones chinas a Bolivia crecieron 45,6%. Es un ritmo muy alto y raro en comparación con otros países sudamericanos", reconoció.

La Asamblea Legislativa aprobó la semana pasada un préstamo del gobierno chino por 108 millones de dólares para la compra de seis helicópteros. En 2011 Bolivia compró seis aviones ligeros de combate para entrenamiento, control de su espacio aéreo y apoyo a la lucha antidrogas. Poco antes adquirió dos aviones de pasajeros para una aerolínea comercial administrada por militares.

Con otro crédito por 251 millones de dólares, Bolivia adquirió su primer satélite que es fabricado por la compañía china Great Wall Industry Corporation que será puesto en órbita a fines de 2013 o principios de 2014.

Zhi Liang dijo que el comercio de China con Latinoamérica y el Caribe pasó de 10.000 millones de dólares en el año 2000 a 100.000 millones en 2007 y se estima que en 2011 llegaría a 250.000 millones de la misma moneda.