El Espanyol del técnico argentino Mauricio Pochettino regresó a las posiciones europeas de las ligas europeas tras vencer el lunes 3-1 al Racing de Santander en el cierre de la 27ma fecha.

Con su segundo triunfo seguido en casa, el Espanyol sumó 39 unidades y le quitó la sexta plaza a Osasuna, que el sábado empató 1-1 en su visita al Zaragoza y cuenta los mismos puntos.

Racing se adelantó con un tempranero gol del uruguayo Cristian Stuani, pero sendos golazos de Joan Verdú y el brasileño Coutinho en la primera mitad voltearon el resultado y el mexicano Héctor Moreno cerró la cuenta en la segunda.

"La victoria fue merecida. Estamos jugando bien y estoy feliz con mi rendimiento, pero sobre todo por los tres puntos. Espero que sigamos subiendo posiciones", dijo Coutinho.

Tras tres derrotas consecutivas y nueve fechas sin ganar, los cántabros siguen en descenso, terceros por la cola, con apenas 24 puntos.

El Real Madrid lidera la clasificación con 71, ocho de ventaja sobre el Barcelona, que intentará acercarse a cinco el martes con una victoria sobre el Granada. La 28va fecha se disputa entre semana y los blancos juegan el miércoles en Villarreal.

Racing planteó un partido defensivo pero consiguió marcar en su primera aproximación al arco del Espanyol, cuando Adrián González aprovechó un error de Jordi Amat y sirvió al corazón del área para que Stuani batiera por bajo a Kiko Casilla con un toque de primeras a los 12 minutos.

Espanyol se tropezaba intentando entrar por el centro hasta que Verdú combinó con Sergio García para infiltrarse por el flanco derecho del área racinguista y superó el vuelo de Toño Rodríguez con un toque suave y sutil que se alojó el rincón opuesto a los 26.

García volvió a participar decisivamente en el segundo tanto, también de bella factura, con un centro al área que acabó rechazado hacia la frontal, donde Coutinho (33) controló con el pecho y empalmó con el empeine exterior a la red. Su tercer gol en los últimos dos partidos.

García se lesionó poco después y dejó su sitio a Vladimir Weiss, pero el Racing tampoco creó excesivo peligro tras el descanso y, para colmo, sufrió la expulsión de Marcos Gullón (51) por doble tarjeta amarilla.

Sólo un par de disparos de Adrián y Kennedy Bakircioglu inquietaron el arco del Espanyol, que marcó el tercero en un tiro de esquina rematado por Moreno (80) tras cabezazo de Coutinho.

"He tenido la fortuna de estar allí en una jugada que ensayamos mucho, explicó Moreno. "Ha sido una victoria muy meritoria porque fuimos pacientes. Estar en Europa nos da tranquilidad, pero la liga es muy larga y no nos podemos dormir".