Dos enmascarados mataron el lunes a un hombre a tiros y colocaron a su bebé cerca del cadáver, dijo la policía de Puerto Rico.

El agente Luis Fontánez dijo que los dos atacantes se acercaron al hombre de 23 años cuando se encontraba frente a su vehículo hablando con un amigo en el poblado de Río Grande. Herido, el hombre de 23 años se encaramó en su automóvil para huir pero se estrelló a poca distancia debido a las heridas. Los atacantes sacaron entonces su cadáver del vehículo y lo depositaron en el suelo, luego quitaron al bebé de su asiento y lo colocaron junto al cadáver.

Posteriormente huyeron en el automóvil. Fontánez dijo que un amigo resultó igualmente herido en el ataque perpetrado la madrugada del lunes.

Agregó que no fue aclarado el motivo y que el bebé, de unos 18 meses, resultó ileso.