Un juez suizo renunció del tribunal respaldado por Naciones Unidas que enjuicia al Jmer Rojo por crímenes de guerra, una acción que Amnistía Internacional atribuye a la intervención del gobierno camboyano en los esfuerzos del tribunal para encontrar justicia para las víctimas de atrocidades cometidas en la década de 1970.

El juez Laurent Kasper-Ansermet dijo el lunes que dejará su posición en mayo debido a que su contraparte camboyana se ha opuesto a sus investigaciones de nuevos sospechosos. Agregó que el conflicto ha creado "una situación disfuncional" en el tribunal, el cual busca justicia para un cálculo de 1,7 millones de personas que murieron de hambruna, cansancio, falta de cuidado médico o tortura durante el régimen comunista.

En un comunicado, Amnistía Internacional calificó el martes como "un revés significativo" la renuncia del suizo.

El otrora jefe de la prisión durante el régimen está en la cárcel y tres de sus líderes están en juicio, pero las autoridades en Camboya se oponen a juicios extendidos a más figuras del Jmer Rojo, algunos de los cuales se han convertido en aliados políticos. El poderoso primer ministro Hun Sen, ha reprendido públicamente y ha amenazado varias veces al tribunal.

"Las víctimas de las atrocidades del Jmer Rojo deben estar sintiendo una desesperación absoluta", dijo Rupert Abbott, investigador sobre Camboya de Amnistía Internacional. "La ONU debe exigir que el gobierno camboyano desista de su interferencia política y deje claro que las consecuencias deben continuar".

Kasper-Ansermet había reemplazado al juez alemán Siegfried Blunk, quien dejó el puesto en octubre, también citando interferencia del gobierno. El grupo Human Rights Watch, sin embargo, había acusado a Blunk de no haber logrado realizar una investigación genuina e imparcial más allá del único sospechoso acusado el año pasado y los líderes del Jmer Rojo actualmente bajo proceso judicial en el segundo caso en llegar a un tribunal.

___

El periodista de The Associated Press Todd Pitman contribuyó con este despacho desde Bangkok.