El abogado de celebridades Mark Geragos y su asociado llegaron a un acuerdo con el propietario de una compañía de jets privados que los filmó secretamente cuando acompañaban a Michael Jackson de Las Vegas a Santa Bárbara para que el astro del pop se entregara a las autoridades luego de ser acusado de abuso de menores.

El acuerdo pide que se emita un fallo por 2,5 millones de dólares contra Jeffrey Borer, el propietario de la extinta empresa XtraJet. Borer intentó vender a los medios el video, que no tiene audio, luego que Jakcson usó el jet para entregarse a las autoridades en noviembre de 2003.

Con el tiempo un jurado absolvió a Jackson de los 14 cargos de abuso de menores que enfrentaba.

La cantidad concedida a Geragos y a su asociado Pat Harris difícilmente será pagada, pues Borer es insolvente, dijo el abogado del acusado, Lloyd Hirschbaum. El acuerdo se logró el viernes, el límite de la corte antes de que comenzara un nuevo juicio para determinar cuánto se le debía dar a Geragos y a Harris.

Geragos, Harris y su abogado Brian Kabateck argumentaron que los abogados esperaban cierta privacidad en el jet rentado en el que viajaban con Jackson. El video, que nunca ha sido divulgado, también violó el derecho a la confidencialidad entre abogados y clientes que había entre ellos y Jackson.

En 2010 una corte de apelaciones desechó un fallo por 20 millones de dólares que se había concedido anteriormente a los abogados y en cambio les ofreció 750.000 dólares.

El abogado de Geragos Brian Kabateck dijo que estaba complacido con el acuerdo final. Agregó que la cantidad servirá para dar un mensaje claro sobre estas situaciones.

Borer y un socio se declararon culpables de asociación ilícita hace dos años por grabar a Jackson y sus abogados en el jet.

Hirschbaum dijo el lunes que Geragos no necesitaba comprobar los daños, pero que el acuerdo evitó que se volviera a llevar un juicio.

Originalmente Geragos, Harris y Jackson presentaron la demanda por invasión a la privacidad contra Borer y XtraJet en noviembre de 2003. Jackson retiró sus acusaciones como víctima en 2005. El cantante murió por una sobredosis del poderoso anestésico profopol en junio de 2009.