Hombres armados secuestraron el domingo a dos turistas brasileñas y a su guía egipcio cuando viajaban en autobús cerca del monte Sinaí, informaron funcionarios.

El jefe de seguridad de la Península de Sinaí, Mahmud Hefnawi, dijo que seis hombres armados y con el rostro cubierto llegaron hasta el autobús y se llevaron a las brasileñas y a su guía. Al resto de los pasajeros les permitieron continuar.

Un portavoz de la cancillería brasileña dijo que al autobús transportaba a unos 45 turistas brasileños cuando fue detenido por el grupo de beduinos armados. El funcionario no estaba autorizado a dar su nombre de acuerdo con la política del gobierno.

Los turistas se encontraban cerca del Monasterio de Santa Catalina, que data del siglo VI y está al pie del monte Sinaí, uno de los sitios turísticos más populares de Egipto.

La cancillería brasileña dijo que se encontraban en marcha negociaciones para liberar a las mujeres. Las conversaciones eran manejadas por el ministerio del Interior egipcio, seguidas de cerca por la embajada brasileña en El Cairo.

Miembros de tribus locales han secuestrado turistas anteriormente para presionar a las autoridades egipcias a liberar a sus familiares detenidos.

Un funcionario egipcio dijo que los secuestradores fueron identificados como beduinos del área que tienen un pariente detenido por posesión de drogas y armas ilegales. Habló bajo condición de anonimato, según las reglas de la Policía.

El secuestro del domingo fue el más reciente de una serie en el Sinaí, que ha visto un incremento de delitos en el último año.

El mes pasado tres mujeres surcoreanas y, en otro episodio independiente, dos mujeres estadounidenses fueron secuestradas cerca del monasterio. Las liberaron ilesas.

___

La periodista de The Associated Press Juliana Barbassa en Río de Janeiro contribuyó a este despacho.