Un arquero del Al Wasl, el club que dirige Diego Maradona, se ha retirado en vez de cumplir una suspensión de 17 partidos por agredir a un técnico del equipo rival en la derrota en semifinales por la Copa Etisalat.

Majed Naser, que también jugó para la selección de los Emiratos Arabes, recibió la sanción por parte de la Asociación de Fútbol de los Emiratos que lo habría dejado inactivo durante el resto de la temporada actual y parte de la temporada 2012-13. El arquero emiratí golpeó con la palma de la mano al técnico español Quique Sánchez Flores, de al Alhi, en la nuca después que Al Wasl perdió 1-0. Más adelante dijo que había sido provocado por Flores durante el partido.

En una declaración enviada el domingo a The Associated Press, Naser se disculpó por su acción pero dijo que la sanción era excesiva.

"Admito que mis acciones fueron inadecuadas y equivocadas y que me descontrolé, pero mi reacción se debió al gesto de provocación que me hizo el técnico de Al Ahli durante el partido", agregó el jugador.

"Acepto la decisión del Comité Disciplinario, pero a la vez creo personalmente que la decisión superó las expectativas y fue exagerada y dura, y es suficiente para poner fin a mi carrera futbolística", afirmó. "No quiero ser una carga para mi club e interponerme en su éxito y desarrollo. No he visto más que cosas positivas del Al Wasl y siempre me apoyó en todo. No debe pagar el precio de mi suspensión".

Maradona, que calificó de inaceptable la acción del jugador, dijo que Al Wasl planea apelar la suspensión, pero el club todavía no lo ha hecho.

El club confirmó el domingo el retiro de Naser y dijo en una declaración que esperaba reconsiderase la medida.