Los mercados mundiales registraban altibajos el lunes después que la duda que sigue provocando la solvencia de Grecia para cumplir con las demandas de drásticas reformas económicas bajo un acuerdo de ayuda internacional, superó a las buenas noticias sobre la economía estadounidense.

El crudo declinó por debajo de los 107 dólares el barril, mientras que el dólar subió sobre el euro pero bajó ante el yen.

El índice FTSE 100 de Gran Bretaña bajaba 0,4% al 5.941,15. El índice DAX de Alemania caía 0,6% a 7.114,64 y el CAC-40 de Francia perdía 0,7% a 3.568,63.

Wall Street se aprestaba a abrir en baja, con los contratos a término del índice industrial Dow Jones en 0,3% a 13.130 y los contratos del S&P 500 con pérdidas del 0,3% a 1.294,30.

Hubo varias buenas noticias económicas la semana pasada, cuando las solicitudes por desempleo en Estados Unidos cayeron a 351.000, lo que igualó un mínimo de cuatro años. La Reserva Federal señaló que la recuperación económica estaba ganando fuerza.

El promedio industrial Dow Jones presenta un alza del 8,3% este año, y el Nasdaq superó la barrera de los 3000 puntos por primera vez desde los días del punto-com, hace más de una década.

Por encima de todo, la vorágine de deuda que afecta a algunas de las economías europeas parece estar cediendo. El lunes, Grecia espera obtener una cuota de un plan de rescate de emergencia internacional para ayudar a mantener el país a flote mientras pone a punto su economía.

"Los mercados globales ya no están, de manera lo suficientemente saludable, obsesionados con los detalles de la crisis de deuda soberana de la zona euro", escribió en un correo electrónico Hervé Goulletquer de Credit Agricole CIB.

En Asia, el índice Hang Seng de Hong Kong perdió 1%, a 21.115,29, ante la caída de los precios de la vivienda en China y un débil comercio en los dos primeros meses del año mantuvieron cautelosos a los inversionistas.

El índice Nikkei 225 del Japón continuaba su reciente marcha ascendente por quinta sesión consecutiva al cerrar con ganancias del 0,1%, a 10.141,99. Es el mayor cierre que haya tenido desde el devastador terremoto y maremoto del 11 de marzo del 2011.

El Kospi de Corea del Sur subió un 0,6%, a 2.047. El S&P ASX/200 australiano ganó 0,3%, a 4.290,80. Las bolsas de Singapur, Taiwan e Indonesia cerraron en baja.

En la China continental, el principal índice compuesto de Shanghai ganó 0,2% a 2.410,18. Y el índice compuesto Shenzhen subió 1,1% a 993,75.

___

Pamela Sampson está en Twitter como http://twitter.com/pamelasampson

___

El periodista investigador de AP Fu Ting contribuyó desde Shanghai a este despacho.