Brad Keselowski consiguió el domingo su primera victoria de la temporada, conteniendo a Matt Kenseth tras un reinicio a poco del final para ganar la carrera de la Copa Sprint de la NASCAR en el circuito de Bristol.

Keselowski encabezó durante 231 vueltas, la mayor cifra en su carrera, pero estuvo luchando con Kenseth en el último tercio de la carrera. Kenseth le adelantó en un reinicio previo, y Keselowski tuvo que perseguirlo para tomar nuevamente la punta.

Entonces, una bandera de advertencia cuando Tony Stewart golpeó la pared, puso en peligro el triunfo de Keselowski.

El jefe del equipo Paul Wolfe lo dejó en la pista, donde nuevamente tuvo que ocuparse de Kenseth en un reinicio con 17 vueltas por recorrer. Keselowski no tuvo problemas para contenerlo tras elegir reiniciar por la parte exterior y fácilmente se escapó para obtener la victoria.

Kenseth, ganador de las 500 millas de Daytona, se tuvo que conformar con el segundo lugar.

El colombiano Juan Pablo Montoya, en un Chevrolet, terminó en la octava posición tras arrancar en la 30ma.