El presidente de Israel envió a los iraníes su tradicional felicitación por el nuevo año persa, y les deseó "paz y coexistencia" pese a las tensiones causadas por el programa nuclear de su país.

Shimon Peres pidió además a los líderes iraníes que no amenacen a nadie o hagan "que sus hijos huyan de sus casas", una aparente referencia a la posibilidad de una guerra.

La felicitación de Peres con motivo del Nowruz fue transmitida el lunes por el servicio persa de Radio Israel, popular en Irán. Habló primero en persa y luego en hebreo.

Los líderes israelíes han advertido que atacarán Irán de no ser cesado el programa nuclear.

Occidente teme que el programa enmascare la fabricación de ojivas atómicas. Teherán lo niega y afirma que tiene fines pacíficos, como la generación de electricidad.