El pívot dominicano Al Horford dijo el domingo que existe la posibilidad de que no regrese a jugar con los Hawks de Atlanta esta temporad debido a la lesión en el pectoral izquierdo que lo sacó de juego a principios de campaña.

"Vamos a ver, me gustaría regresar para ayudar al equipo, pero lo más importante es mi salud por eso vamos a esperar a ver cómo me siento", dijo Horford a The Associated Press luego de asistir a una premiación de la Asociación de Cronistas Deportivos de Santo Domingo, que lo eligió como Atleta del Año 2011.

Horford, de 25 años, sufrió un desgarre total del pectoral izquierdo tras jugar solo 11 partidos en la campaña con los Hawks, que actualmente ocupan el sexto puesto de la Conferencia del Este.

"Siempre y cuando no regrese muy temprano y haga lo que me están diciendo (los médicos), puedo recuperarme 100 por ciento. Ellos creen que si vuelvo temprano es posible de que vuelva a ocurrir una lesión", agregó.

Horford explicó que el proceso de recuperarse de la lesión ha sido extremadamente lento, pero agregó que ya ha comenzado su rehabilitación.

"La recuperación ha sido un poco lenta. Fueron seis semanas sin hacer nada, total descanso y ya tengo dos semanas en rehabilitación. Ya tengo movimiento de nuevo en el brazo y ahora la meta es regresar a la cancha y empezar a tirar", sostuvo.

Horford, sin embargo, no descartó que si los Hawks clasifican a los playoffs pueda volver a la cancha.

"Hay un chance para la postemporada (de volver), pero no es seguro ya que la lesión fue más grave de lo que originalmente habíamos pensado", explicó.

El dominicano elogió el trabajo que han hecho sus compañeros de equipo ante su ausencia, con una marca de 25-19.

"Veo bien a los muchachos. Hay muchas altas y bajas en una temporada de la NBA, especialmente en este tipo de temporada pero veo bien a los muchachos y lo que tienen es que mantenerse fuertes para los playoffs", dijo.

También adelantó que en los próximos días comenzará un programa de tiros como parte de su rehabilitación.

"Tengo que comenzar a entrenar para recuperar la fuerza del brazo porque ahora mismo está muy débil. Los tiros, esperamos que en dos semanas comencemos a tirar y estar un poco más en la cancha normal luego recuperar la fuerza del brazo y luego el acondicionamiento necesario en caso de que haya una posibilidad para la postemporada", concluyó.