El francés Julien Quesne igualó el récord de cancha con una rueda final de 64 golpes, ocho bajo par, el domingo para ganar el abierto de Andalucía en su primera victoria en el circuito europeo.

El golfista de 31 años hizo birdies en cuatro de sus cinco últimos hoyos para totalizar 271, diecisiete bajo par, y vencer por dos golpes de ventaja al italiano Matteo Manassero (68).

"Es el mejor día de mi vida. He estado soñando con este momento desde que tenía diez años", dijo Quesne. "No fue fácil. Matteo, Miguel, Eduardo de la Riva, todos jugaron bien".

"Estoy muy orgulloso de haber ganado con una rueda final de 64, cerrando con un birdie en el 18, el hoyo más difícil de la cancha. Recordaré este día por el resto de mi vida".

Quesne ha obtenido otras seis victorias de menor nivel en sus ocho años como profesional.

Segundo fue el italiano Matteo Manassero con 273. Le siguieron el español Eduardo de la Riva (70) 274, David Lynn, Inglaterra (69) 275, y con 276 el francés Raphael Jacquelin (69) y el sudafricano Henni Otto (70).