El británico Jenson Button, de McLaren, conquistó el domingo por tercera ocasión en cuatro años el Gran Premio de Australia, competición que abrió la temporada de la Fórmula Uno del automovilismo deportivo.

Button ganó por 2,1 segundos al campeón mundial, el germano Sebastian Vettel, de Red Bull, después de que la carrera se convirtiera en una definición de 17 vueltas tras la intervención del vehículo de seguridad porque el ruso Vitaly Petrov se había detenido en el tramo recto principal.

El mexicano Sergio Pérez, de Sauber, fue el mejor latinoamericano y terminó en octavo puesto a pesar de que arrancó 22do y último en la parrilla. El venezolano Pastor Maldonado pudo haber terminado en sexto lugar pero se estrelló contra una barrera en la última vuelta.

El británico Lewis Hamilton, compañero de Button en McLaren, arrancó en largada pero quedó en tercer lugar, apenas delante del australiano Mark Webber, de Red Bull. El español Fernando Alonso, de Ferrari, terminó quinto.

El alemán Michael Schumacher, de Mercedes, mantuvo el tercer lugar en las nueve vueltas iniciales pero se salió de la pista y terminó en el césped en la vuelta uno debido a la presión de Vettel. Schumacher se retiró después por un problema en la transmisión.

El japonés Kamui Kobayashi, de Sauber, heredó el sexto lugar de Maldonado. El finlandés Kimi Raikkonen, de Lotus, fue séptimo.

El piloto australiano Daniel Ricciardo, del equipo Torto Rosso, quedó en noveno puesto y logro puntos en su primera carrera en casa. Ricciardo superó a su compañero francés Jean-Eric Vergne en las curvas finales.

Vergne terminó undécimo y el escocés Paul di Resta, de Force India, logró el décimo lugar, el último que todavía otorga puntos en la competición.

Button tuvo un mejor arranque en comparación con Hamilton y de inmediato se puso en la punta. Button sacaba ventaja máxima sobre Hamilton de 11,8 segundos en la vuelta 23 de las 58 en total en la competición.

Sin embargo, perdió esa ventaja debido a la intervención del vehículo de seguridad porque Vitaly Petrov, del equipo Caterham, se había detenido en el tramo recto principal de la pista.

Button dominó la reanudación de la carrera con ventaja de 3,5 segundos sobre Vettel apenas después de una vuelta y conservó la punta sin sobresaltos para lograr la victoria.

El francés Romain Grosjean, de Lotus, arrancó en tercer lugar en la parrilla, pero se rezagó pronto. En la vuelta tres, Grosjean se retiró debido a la rotura de su eje frontal derecho a causa de una colisión de neumáticos con Maldonado.