El proteccionismo comercial que están aplicando algunos países, como Argentina, puede poner en riesgo los objetivos económicos de América Latina, estimó el domingo el Banco Mundial.

Hasan Tuluv, vicepresidente para América Latina y el Caribe del Banco Mundial, dijo, sin embargo, que este es un problema "de corto plazo" y que el gran objetivo de la región sigue siendo mejorar la productividad y la competivividad.

En conferencia de prensa, Tuluv señaló que pese a la crisis global, ya no se espera un escenario "catastrófico" para América Latina, sino uno un poco más "benigno", incluso con crecimiento.

Agregó que en la última década la región ha mostrado solidez en reducir la pobreza y la desigualdad, y puso como ejemplo que 63 millones de personas salieron de la pobreza en ese lapso y que también ha crecido la clase media.

El funcionario alegó que estos avances le permitirán un crecimiento de 3,6 ó 3,7% en 2012 y 4,3%, aproximadamente, en 2013.

Tuluv consideró que la aplicación de medidas proteccionistas a nivel comercial no es un fenómeno exclusivo de América Latina, ya que también se observa en otras zonas del mundo.

Pero señaló que "a la larga (el proteccionismo), va a poner en riesgo algunos de los objetivos que la región se está trazando."

Destacó que el proteccionismo debería ser "la última medida a tomar", cuando ya no se posible usar mecanismos fiscales o monetarios, o manejar los flujos de capital, por ejemplo.

Señaló que la región ha tenido un buen desempeño en la educación, aunque queda "como asignatura pendiente" la calidad de la enseñanza. Ilustró que en la década de los '90, un 10% de la población de América Latina se graduaba en educación terciaria y había un porcentaje similar en el este asiático; en cambio, actualmente en América Latina lo hace un 14 ó 15%, mientras que el este asiático ya lo logra el 20%

Tuluv llegó a Montevideo para intervenir en la asamblea de gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El lunes viajará a Buenos Aires y será recibido por la presidente argentina, Cristina Fernández.

El funcionario asumió como vicepresidente del Banco Mundial en enero pasado.