América Latina "está pisando terreno firme", dijo el sábado el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, pero advirtió que "no se puede tener un exceso de confianza" ya que la situación dependerá de cómo se comporten las economías de China, Europa y Estados Unidos en el marco de la actual crisis global.

Moreno reconoció que la región ha logrado un desarrollo "saludable y robusto" en los últimos dos años, con un promedio de crecimiento anual de 5,4%, pero advirtió que todavía "hay ciertos riesgos".

"Si Europa evita una crisis y si China consigue superar su menor crecimiento sin tropiezos, y si no ocurren en los Estados Unidos eventos significativos imprevistos, los pronósticos para la región en el 2012 serían menos dinámicos, pero optimistas", indicó.

Sin embargo también señaló que "estamos en un período de altísima volatilidad, donde los riesgos de la nueva crisis global, esta vez originados en Europa, siguen presentes, aunque recientemente se han mitigado".

Hay que ser cautos y "no caer en excesos de confianza", advirtió, porque "si los problemas de Europa se agudizan y la desaceleración China es más rápida que la prevista, los Estados Unidos podrían verse arrastrados a una nueva recesión y, como es natural, la región resultaría afectada".

Moreno hizo las declaraciones durante el foro "Navegando las tormentas internacionales" que formó parte de las actividades de la 53ra reunión anual de gobernadores del BID que se desarrolla hasta el lunes en Montevideo.