El mediocampista Fabrice Muamba, del Bolton, continuaba el domingo en estado crítico después de haber sufrido un paro cardíaco durante un partido de la Copa FA inglesa en Tottenham.

El corazón del futbolista de 23 años "empezó a funcionar nuevamente" el sábado en un hospital de Londres, dijo Bolton en una declaración el domingo.

El jugador, que nació en Zaire e integró la selección sub 21 de Inglaterra, se desplomó durante el partido cerca de la mitad de la cancha sin que hubiese nadie cerca. Los médicos corrieron al terreno para atenderlo y reanimarlo.

Su club dijo el domingo que Muamba seguía "en condición crítica" en la unidad cardíaca del London Chest Hospital.

"A Fabrice se le practicó una prolongada reanimación en la cancha y camino del London Chest Hospital, donde su corazón más tarde empezó a funcionar", dijo Bolton en un comunicado conjunto con el hospital. "Como es de práctica, Fabrice sigue anestesiado en la unidad de terapia intensiva, donde estará durante por lo menos 24 horas. Su estado sigue siendo controlado atentamente por los cardiólogos en el hospital".

El técnico del Bolton, Owen Coyle, regresó al hospital el domingo por la mañana para ver al paciente, que jugó 33 partidos con el Sub 21.

"La familia de Fabrice me ha pedido que transmitiera su agradecimiento por los muchos mensajes de apoyo, no solamente de los aficionados del Bolton sino también de aficionados de clubes de todo el país y del exterior", dijo Coyle en una declaración. "Elevamos nuestras plegarias por Fabrice y su familia en esta circunstancia".

Bolton debe enfrentar al Aston Villa el martes en la Liga Premier en un partido que ahora quedó en duda.

Cuando Muamba se desplomó a los 41 minutos del partido, Coyle dijo desde la línea: "Solo está caído".

Los futbolista de Tottenham William Gallas y Louis Saha, junto con el árbitro Howard Webb, solicitaron inmediatamente asistencia médica. Poco después lo sacaban del campo con una máscara de oxígeno mientras le presionaban rítmicamente el pecho para intentar reanimarlo. El partido se suspendió.

"Fue la decisión correcta suspender el partido; todos estaban en estado de conmoción y no habría sido correcto continuar", comentó el técnico del Tottenham Harry Redknapp el domingo. "El fútbol es en lo último que uno piensa cuando sucede algo como esto. Todo lo que estamos pensando ahora es en Fabrice y su familia".