Cuba declaró feriado parte de los días 26 y 28 de marzo próximo para facilitar la participación de los cubanos a las actividades públicas del papa Benedicto XVI durante su visita a la isla.

Los trabajadores de los centros laborales de Santiago de Cuba y La Habana recibirán "el salario básico correspondiente a la parte de la jornada de trabajo que se utilice" para el recibimiento y la despedida del Sumo Pontífice y para la misa en cada territorio, informó una resolución del Ministerio de Trabajo.

De acuerdo a la resolución publicada en la Gaceta Oficial y firmada por Margarita González, ministra de Trabajo y Seguridad Social, se dispuso "el receso laboral con pago del salario" en los horarios previstos para las actividades de Benedicto XVI en la isla.

El Papa llegará el lunes 26 de marzo a la ciudad oriental de Santiago de Cuba sobre las 14 horas (19GMT) de acuerdo al programa oficial. Ese mismo día a las 17:30 (22:30GMT), oficiará una misa en la Plaza Antonio Maceo de esa ciudad.

En tanto la misa en la Plaza de la Revolución de la capital cubana esta programada para el miércoles 28 de octubre a las 09:00 (14:00GMT) y la despedida será ese mismo día a las 16:30 (21:30GMT).

Benedicto XVI llegará a Cuba procedente de México donde comenzará el 23 de marzo una visita en su segundo viaje a América Latina.