La Comisión de Boxeo de Puerto Rico suspendió provisionalmente al ex campeón mundial Juan Manuel López mientras investiga sus acusaciones de que el árbitro que trabajó en su reciente derrota ante el mexicano Orlando Salido está involucrado en apuestas.

La comisión citó a López a una audiencia el 26 de marzo para que explique porqué no debe sancionarlo por sus comentarios tras su derrota por nocaut técnico el 10 de marzo en San Juan.

El árbitro Roberto Ramírez detuvo el combate en el décimo asalto, después que Salido había enviado a la lona al púgil puertorriqueño, quien se levantó en malas condiciones.

En una entrevista sobre el cuadrilátero tras su derrota, un incoherente López acusó a Ramírez de ser un apostador y de detener la pelea injustificadamente, a pesar que era claro que el boricua no estaba en condiciones de continuar cuando el árbitro puso fin al combate.

Fue la segunda derrota en la carrera de López, ambas a manos de Salido.