Uruguay y México expresaron el viernes su inquitetud por el aumento de proteccionismo comercial en América latina, tras una reunión celebrada por los cancilleres de ambos países, Luis Almagro y Patricia Espinosa, respectivamente.

En una declaración conjunta al término de un encuentro del Consejo y las Comisiones del Acuerdo de Asociación Estratégica Uruguay-México, los funcionarios manifestaron "su preocupación por el impacto del creciente proteccionismo en la dinámica del comercio en el proceso de integración", pero no hicieron referencia a ningún caso concreto. No aceptaron preguntas.

Espinosa dijo que la crisis internacional "debe ser una llamada de atención para fortalecer nuestros vínculos. En ese sentido, las tendencias proteccionistas que vemos en algunos países de la región nos preocupan y debemos buscar un esquema que nos lleve a más comercio, no a un menor comercio", agregó.

Almagro destacó que desde la vigencia del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Uruguay y México, el intercambio entre los dos países "se cuadruplicó", pasando de 135 millones de dólares en el 2003 -el año previo al acuerdo- hasta los 548 millones, en 2011.

Se indicó que esto representa una tasa de crecimiento acumulada de 303,7% y un crecimiento promedio de 19,1%.

"Tenemos que encontrar las mejores posibilidades de apertura para el acceso a los mercados (...) en un contexto mundial que muestra países en recesión, estancados", dijo Almagro. Y destacó que la mejor perspectiva para salir de la crisis "es generando mayor apertura económica".

Los cancilleres acordaron que la comisión administradora del TLC bilateral se reunirá en México el próximo 11 de abril.

Almagro dijo que Uruguay está interesado en impulsar, entre otros asuntos, la venta de leche en polvo, quesos, grasas, aceites vegetales y vestimenta.

Acordaron, asimismo, mejorar aspectos financieros que vinculan a los dos países.

En otro orden, Almagro y Espinosa dialogaron sobre los trabajos que realiza México en el ejercicio de la presidencia del G20, de cara a la reunión cumbre que se celebrará en junio de este año.

Ambos funcionarios destacaron el buen nivel de relaciones bilaterales, que queda demostrada en la "sucesión de encuentros" entre gobernantes de las dos naciones, dijo Espinosa, quien llegó a Uruguay para tomar parte en la reunión de gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).