Grecia recibirá el lunes 5.900 millones de euros (7.700 millones de dólares) pertenecientes al segundo plan de rescate para que pueda hacer frente al pago de sus obligaciones soberanas que vencen en marzo, dijo el viernes un funcionario de la Unión Europea.

Grecia recibirá 172.700 millones de euros de sus socios de la eurozona y el Fondo Monetario Internacional hasta el 2016. Esa suma incluye dinero del primer plan de rescate y un programa nuevo de 130.000 millones de euros.

El pago fue aprobado a principios de semana, dijo Matthias Mors, representante de la Comisión Europea ante los inspectores de la deuda de la UE, el banco Central Europeo y el FMI, que regentan el segundo rescate de Grecia en menos de dos años.

El rescate, por sí solo, será insuficiente para sacar al país de su apurada situación financiera, por lo que Grecia debe esforzarse para atraer inversiones y fomentar el crecimiento de cara a las exportaciones tras cinco años de recesión.

Empero el informe, preparado por la Comisión Europea y el BCE, aclaró que el canje de bonos con los acreedores privados ha hecho la deuda soberana mucho más sostenible a largo plazo.

El informe pronosticó que, asumiendo que son alcanzados los intereses interinos, la relación entre la deuda de Grecia y su PIB bajará a menos del 117% en el 2020 y a menos del 90% en el 2030, tras haber alcanzado el 160% antes del acuerdo con los acreedores privados.

Aunque hay avances en la reforma económica, siguen existiendo importantes temores, incluyendo la inflación, falta de crédito a consumidores y empresas, y la necesidad de recuperar la competencia mediante una reducción de los costos laborales, dijo Mors.

"Una de las prioridades de este segundo programa es la recapitalización de los bancos", dijo Mors. Para empezar, los depósitos bancarios han bajado y además el acuerdo para condonar la deuda privada "dejará descubiertos en los balances de los bancos, porque poseen bonos soberanos".

Indicó que el nuevo programa incluye 50.000 millones de euros (65.280 millones de dólares) para la recapitalización de los bancos. "Se trata de una enorme suma", insistió.

Mors advirtió además que aún quedan mayores restricciones del gasto público.

"El objetivo de este año es un déficit primario del 1%", indicó en referencia al presupuesto antes del pago de intereses. "Y el programa contempla para el 2014 un superávit del 4,5%".

__

Don Melvin en Twitter: http://twitter.com/Don_Melvin