Un ex estudiante de la Universidad de Rutgers acusado de usar una cámara de internet para grabar la vida íntima de su compañero de cuarto, fue convicto el viernes de invasión de la privacidad e intimidación, en un caso que cobró notoriedad cuando la víctima, un joven gay, se suicidó saltando de un puente.

Dharun Ravi, de 20 años, sacudió la cabeza teas la proclamación del fallo de culpabilidad en los 15 cargos incoados en su contra.

Podría ser condenado hasta 10 años de cárcel y deportado luego a la India, donde nació, pese a haber residido legalmente en Estados Unidos desde niño.

La fiscalía dijo que Ravi montó una cámara de internet en su dormitorio en septiembre del 2010 y captó a su compañero de cuarto Tyler Clementi besando a otro hombre. Propagó el contenido en la red social Twitter e intentó volver a sorprender a Clementi en un acto íntimo dos días después. Unos seis universitarios al parecer vieron el video del beso en directo.

Pocos días después, Clementi se enteró de que había sido observado y saltó del puente George Washington tras colgar un aviso en Facebook: "saltando del puente gw, lo siento".

En una conferencia de prensa efectuada tras anunciarse el fallo, el padre de Clementi, Joe, indicó a varios universitarios que "conocerán a mucha gente en su vida. Algunas de esas personas les desagradarán. Pero solamente porque no les caen bien ello no significa que tienen que actuar en su contra".

Rutgers dijo en una declaración que "este triste incidente debería hacernos reflexionar y reconocer la importancia de la civilidad y el respeto mutuo por la forma en que vivimos, trabajamos y nos comunicamos con otros".

Durante el juicio, el abogado de Ravi sostuvo que su cliente no estaba motivado por fobia alguna hacia los homosexuales y que su conducta fue propia de un "chico" inmaduro. La defensa sostuvo además que Ravi preparó inicialmente la cámara por temor a que el visitante de Clementi pudiera robar sus pertenencias.

El jurado absolvió a Ravi de otros cargos menores, aunque sí lo declaró culpable de las 15 acusaciones graves en su conjunto.