El gobierno estadounidense consideró "brusca" la solicitud de 94 legisladores para suspender la ayuda militar a Honduras debido a la violación de derechos humanos y dijo que mantendrá su estrategia actual de condenar públicamente los abusos y enviar asesores que ayuden a fortalecer el sistema judicial de ese país.

La portavoz del Departamento de Estado Victoria Nuland dijo el viernes a periodistas que "nuestras preocupaciones con esta propuesta es que pide la suspensión absoluta de toda la ayuda a Honduras", refiriéndose a la misiva que 94 legisladores enviaron el martes a la secretaria de Estado Hillary Clinton para solicitar el fin de la ayuda militar y policial como respuesta al asesinato de 18 periodistas en dos años y 45 campesinos en la región del Bajo Aguán desde 2009.

"Honduras es la capital mundial de los homicidios en este momento, en estadísticas per cápita, especialmente Tegucigalpa", afirmó Nuland. "Así que el dinero que damos en asistencia en Honduras está principalmente destinado al estado de derecho, (combate al) delito, fortalecimiento policial, programas antinarcóticos, programas de derechos humanos y programas de democracia".

La propuesta presupuestaria que el presidente Barack Obama presentó en febrero al Congreso para el año fiscal 2013 mantiene en 60 millones de dólares los fondos para la Iniciativa de Seguridad de América Central, a ser distribuidos entre Honduras y las otras seis naciones centroamericanas.

El proyecto presupuestario solicita además para Honduras 3 millones de dólares en financiamiento militar (un incremento respecto al millón del 2012) y mantiene en 650.000 dólares la partida para entrenamiento militar.

El ministro hondureño de relaciones exteriores Arturo Corrales dijo el viernes a la AP estar convencido de que la solicitud de los legisladores "no ha tenido eco en el Departamento de Estado porque iría contra la seguridad nacional estadounidense y sería una injusticia para el gobierno y el pueblo hondureño. Sería el peor momento para parar la ayuda".

En su tercera visita desde que asumió el cargo en septiembre, Corrales planeaba sostener entre jueves y viernes en la capital estadounidense reuniones con funcionarios de la Casa Blanca, la DEA, los Departamentos de Estado, Defensa y Justicia y asesores de varios congresistas.

El objetivo es para analizar los resultados del apoyo estadounidense a las autoridades estadounidenses para mejorar la seguridad ciudadana, el respeto a los derechos humanos y disminuir el tráfico de drogas ilegales.

El funcionario calificó como una "demostración de la voluntad política" del presidente Porfirio Lobo que el legislativo hondureño emitiera en apenas cinco meses 10 leyes — incluyendo instrumentos nuevos y modificaciones a leyes ya existentes — pese a que los asesores estadounidenses, colombianos y chilenos estimaban que el proceso tardaría un año.

Corrales sostuvo que la cooperación estadounidense comenzará ahora una segunda etapa tras la emisión de las 10 leyes nuevas, la cual tendrá como meta inmediata la depuración de fuerzas policiales a través de la aplicación universal y obligatoria desde febrero de pruebas de confianza, tales como polígrafo y pruebas de orina. Las leyes se refieren a extradiciones, dominio de activos procedentes del narcotráfico y reglas bancarias, entre otras áreas.

Corrales dijo que la tasa nacional de homicidios dejó de aumentar en noviembre y que la incautación de cocaína en el 2011 aumentó respecto al año previo.

"Si llevamos adelante el plan, durante los próximos cinco años podremos ver los niveles de seguridad que la sociedad hondureña se merece", aseguró. "Pero no puede ser un plan de Honduras por un lado y de Estados Unidos por otro. Debe ser uno conjunto, que comparta la percepción del problema y de su solución".

Honduras, que junto a Guatemala y El Salvador conforman el denominado Triángulo Norte, padecen las mayores tasas de homicidios en el mundo para regiones sin conflicto bélico y un auge del crimen organizado a raíz de la presión que Estados Unidos ha ejercido en Colombia y México a través del Plan Colombia y la Iniciativa Mérida.

___

Luis Alonso Lugo está en twitter como @luisalonsolugo