El COI pidió unidad en el organismo que agrupa a los comités olímpicos nacionales tras la lucha de poder que provocó la sorpresiva renuncia del líder mexicano Mario Vázquez Raña.

Vázquez Raña renunció el jueves a la presidencia de la Asociación de Comités Olímpicos Nacionales (ACON), un cargo que ocupó durante más de 30 años.

El mexicano de 79 años también renunció a sus puestos en el Comité Olímpico Internacional, como miembro del comité ejecutivo y presidente de Solidaridad Olímpica, el organismo que distribuye dinero a las asociaciones nacionales para ayudar a los atletas de países con menos recursos.

En su carta de renuncia de cuatro páginas, Vázquez Raña denunció una "demencial y agresiva carrera por mi sucesión", encabezada por los vicepresidentes de la asociación, el jeque kuwatí Ahmad Al-Fahad Al-Sabah y el irlandés Patrick Hickey.

Vázquez Raña, quien cumple 80 años en junio, iba a tener que abandonar en julio su puesto en el comité ejecutivo del COI, por las reglas de límites de edad, y su puesto general en el organismo a fin de año.

El mexicano fracasó en su intento por extender ambos mandatos, y estaba bajo presión para ceder su puesto en la asociación de comités nacionales, que expiraba en 2014.

"El COI le quiere agradecer al señor Vázquez Raña por sus grandes méritos y contribuciones al movimiento olímpico durante 30 años", señaló el COI en un comunicado enviado a la AP.

"El COI espera que la asamblea general del ACON el próximo mes en Moscú tenga un mensaje de unidad y concordia por el bien de los atletas que competirán este verano en Londres", agregó el organismo.

Vázquez Raña conservó su puesto como líder de la Organización Deportiva Panamericana.