Las economías de la región tendrán una reducción de crecimiento de 5,9% a 3,7% en promedio debido a las crecientes dificultades internacionales y en especial en la zona euro, según la Comisión Económica para América Latina y El Caribe.

La secretaria general de la Cepal, Alicia Bárcena, formuló las previsiones en una reunión cumplida en la sede de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi) con ministros y delegados de diversas organizaciones. La Aladi la integran Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Cuba, Chile, Ecuador, Perú, Paraguay, Panamá, México, Venezuela y Uruguay.

En la reunión, la secretaria de Relaciones Exteriores de México, Patricia Espinoza, se manifestó en favor de la integración y la profundización del libre comercio, mientras el ministro argentino de Economía y Finanzas Públicas, Hernán Lorenzino, defendió la intervención y el control estatal en virtualmente todos los resortes de la economía.

El ministro de Economía de Uruguay, Fernando Lorenzo, defendió la política aperturista del país, que mantiene vías de negociaciones con sus vecinos para intentar superar esas situaciones que están perjudicando al libre comercio. Asimismo, indicó que la búsqueda de más mercados es otra de las alternativas.

La mexicana Bárcena, en su exposición destacó que, pese a los problemas, la región incrementó un 23% las exportaciones globales, admitiendo que "hay una coyuntura muy volátil" por lo cual exhortó a tomar medidas con prudencia.

La funcionaria señaló que América Latina y El Caribe le deben prestar atención al Asia-Pacífico como las regiones potenciales del crecimiento, pese a que China ha desacelerado su crecimiento, aunque igualmente es el tercer inversionista en la región.

Asimismo, señaló que las reservas conjuntas de América Latina y El Caribe llegan a los 765.000 millones de dólares y que la región es el segundo tenedor de bonos en el mundo.

En cuanto a la deuda externa, destacó que los países de la región han mejorado la posición con un promedio de 35% en relación a los Productos Internos Brutos (PIB).

"Sin embargo, la inflación está aumentando", generando problemas adicionales, advirtió.