El caso judicial del boxeador mexicano Julio César Chávez hijo por manejar intoxicado por drogas y alcohol fue aplazado el viernes hasta el próximo mes.

Los cargos presentados en una corte municipal de Los Angeles indican que el monarca del peso mediano del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) conducía su vehículo bajo la influencia de alcohol y drogas cuando fue detenido por la policía el 22 de enero en Los Angeles, dos semanas antes de su retener su título ante Marco Antonio Rubio.

El caso del púgil de 26 años fue aplazado hasta el 20 de abril durante una breve audiencia en una corte municipal en la zona sur centro de Los Angeles. Chávez no estuvo presente en la audiencia.

Chávez está acusado de un cargo de manejar intoxicado por drogas y alcohol, otro por manejar con in índice de alcohol superior al límite legal y un cargo por conducir sin licencia de California. La acusación no identifica la droga que utilizó el boxeador.

El abogado de Chávez, James Blancarte, rehusó dar comentarios a la prensa, pero su representante Billy Keane dijo que los cargos de drogas y alcohol no tendrán repercusión en la vida profesional del púgil.

"No le va a afectar en nada porque Julio está enfocado y tiene control de su vida", afirmó. "El espera dejar esto atrás y espera regresar al cuadrilátero".

Keane también dijo que Chávez no tiene problemas de alcohol.

"No, no tiene esos problemas. Julio está en total control de su vida profesional y personal", agregó.

El representante añadió que la próxima pelea de Chávez es el 16 de junio y que todavía no han asegurado al oponente.

Luego del combate del 4 de febrero en San Antonio, Rubio pidió a la CMB que anulara el resultado — un triunfo de Chávez por decisión unánime — alegando que la comisión atlética de Texas no realizó controles antidopaje después del combate.

El presidente del CMB, José Sulaimán, ha dicho que la decisión sobre la querella no le compete al organismo sino a la comisión de Texas, explicó a la AP el abogado de rubio, Richard Dolan.

"En comentarios a la prensa, Sulaimán prácticamente ha dicho que la queja no se decidirá sino a través de mediación o arbitraje. Vamos a ver qué hacemos cuando lleguemos a ese punto", dijo Dolan en una entrevista telefónica desde Nueva York.

___

E.J. Támara está en Twitter en: https://www.twitter.com/EJTamara