El embajador colombiano en Egipto, almirante retirado Edgar Cely, aseguró el jueves que las tropas colombianas en el Sinaí están bien y no se ha pensado en evacuarlas debido a protestas de beduinos que reclaman a Egipto liberar a prisioneros.

Cely, quien fue comandante general de las fuerzas militares colombianas de agosto de 2010 a septiembre de 2011, dijo que se ha usado incorrectamente la palabra "rodear" para describir lo que es en realidad una protesta desde hace cuatro días de beduinos que queman llantas y obstaculizan las vías frente a las instalaciones de la fuerza multinacional, ubicada del lado egipcio y cerca de la Franja de Gaza.

"Se usó una expresión, que no la usó Colombia, no la usamos nosotros, de que están rodeados... no, para nada", dijo el embajador en entrevista telefónica con The Associated Press desde El Cairo.

"Lo que viene presentándose es una obstaculización en las vías de acceso... lo que buscan es llamar la atención del gobierno egipcio, pero una agresión contra la fuerza como tal no ha habido hasta ahora, de acuerdo con los reportes que he venido recibiendo", aseguró.

Aunque se han tomado medidas de seguridad preventivas como que las unidades acantonadas allí, tropas uruguayas y colombianas entre otras, no salgan de la base.

"Que nosotros estemos pensando en una evacuación o que haya habido ataques contra la fuerza multinacional, como cosas de esas, nada. Lo que hay son medidas de prevención y por supuesto que cuando queman las llantas eso genera una molestia, el humo y el olor a gasolina", aseguró.

En este momento "la gente nuestra colombiana, que es la gran preocupación, están sin ningún problema", dijo.

Agregó que actualmente hay 300 hombres del ejército colombiano en la misión que comanda un teniente coronel llamado Freddy Coy con el que ha hablado en varias ocasiones y hasta ahora no ha reportado ninguna emergencia.

Desde la Península del Sinaí, Coy dijo en una entrevista con la radio colombiana RCN que los manifestantes beduinos "lo máximo que hacen es quemar una llanta a 20 ó 30 metros de la base" donde se encuentran.

Colombia forma parte desde 1981 de la llamada Fuerza Multinacional de Paz y Observadores, creada como resultado de unos acuerdos de paz entre Egipto e Israel. Desde 1978 hay apostadas en la franja del Sinaí tropas de distintos países para garantizar la paz en la zona.

Por su parte, el jefe del Centro Coordinador de Operaciones de Paz del ejército uruguayo, coronel Gustavo Sosa, dijo el jueves que la situación de los militares en la base de la misión de paz se mantiene sin cambios.

En declaraciones a Radio Carve de Montevideo el oficial dijo que los 36 efectivos uruguayos "están en perfectas condiciones" y que hasta el momento no hubo episodios de violencia, aunque admitió que "hay cierta tensión y la fuerza se encuentra en máxima alerta".

La base, precisó, se encuentra bloqueada por tierra pero la actividad aérea se mantiene, "por lo tanto la base no está totalmente aislada".