Turquía pidió el viernes a sus ciudadanos en Siria que abandonen el país cuanto antes, y anunció que algunos servicios consulares será cesados la próxima semana en Damasco.

El Ministerio de Relaciones Exteriores informó el viernes en una declaración que los acontecimientos en Siria han causado graves problemas de seguridad para los turcos, por lo que les "recomienda que regresen urgentemente".

La cancillería agregó que el servicio consular en la embajada turca de Damasco cesará de funcionar al concluir la jornada laboral del 22 de marzo. Empero, aclaró que seguirá abierto el consulado turco en Alepo.

Igualmente sigue funcionando la embajada turca en Damasco.

Por otra parte, las fuerzas sirias se enfrentaron a desertores del ejército en varias zonas cercanas a Damasco, dijeron los activistas.

Los enfrentamientos en los suburbios capitalinos de Qatana, Dumair y Tal se dieron seis semanas después de que las fuerzas del presidente Bashar Assad entraron en esas zonas aledañas a de la capital.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, organización con sede en Londres, dijo que el enfrentamiento en Tal duró hasta las primeras horas del viernes. El Observatorio y la Comités de Coordinación Local dijeron que las batallas comenzaron el jueves.

La ofensiva de Assad para acallar el levantamiento que empezó hace un año ha dejado más de 8.000 muertos, según las Naciones Unidas.

El ejército ha expulsado ya a los insurgentes del distrito de Baba Amr, en Homs, y la ciudad de Idlib, en el norte del país.