La moda con influencia africana se ha visto por años, desde las colecciones de Yves St. Laurent en los 60 hasta las de Proenza Schouler y Derek Lam para la primavera 2012. Pero ahora más y más diseñadores africanos están usando sus orígenes y las tendencias internacionales para atraer la atención en la escena de la moda en el mundo.

La Semana de la Moda organizada por la revista ARISE en Lagos cumplió su segundo año con un acento especial en los diseñadores africanos y aquellos que han inspirado en Africa. Setenta y siete diseñadores ofrecieron varios modelos que mezclaron telas tradicionales con estilos estéticos internacionales, elevaron lo mundano en modelos elegantes y sirvieron para dar una pequeña muestra de la alta costura en un hotel convertido en un paraíso de la moda, aislado del ruido de la megaciudad que es Lagos.

"Estamos demostrando que los africanos pueden contribuir, ser los mejores y tener clase internacional", dijo Nduka Obaigbena, el empresario de medios detrás de ARISE y uno de los patrocinadores de la muestra.

Las dificultades que afectan tanto a los pobres como a los ricos en Nigeria llevaron al caos en la presentación que se supone duraría seis días. Las primeras dos jornadas se cancelaron por fallas eléctricas, muy comunes en una ciudad donde la mayoría depende de generadores para conseguir electricidad.

El mismo Obaigbena, que llevaba puesto un traje tradicional, supervisó la instalación de cuatro generadores del tamaño de una camioneta en el lugar, donde las novatas modelos locales se quejaron del salario que recibieron en comparación con el de sus colegas internacionales.

Pero los desfiles finalmente comenzaron y atrajeron a una multitud que adopta la moda africana no como un espectáculo secundario sino como uno de los componentes principales del diseño internacional.

___

OZWALD BOATENG

Ozwald Boateng, un diseñador británico de padres ghaneses, fue la principal atracción. El creativo presentó una colección inspirada en un viaje que hizo a Japón en 1990, cuando se abría paso en la moda.

"Es un estilo inglés tradicional, con inspiración japonesa", dijo.

Los modelos que portaron sus diseños caminaron bajo una iluminación tenue que hizo lucir más dramática la colección en blanco y negro de un diseñador que ha sido calificado como el "pavo real" de la alta costura británica por su gran uso de color. A pesar de esto, su colección fue muy moderna y masculina.

El color tuvo apariciones breves en algunas piezas. Al final del desfile, que cerró la semana, el público aplaudió de pie cuando el mismo Boateng se presentó en la pasarela en un traje verde claro, camisa amarillo canario y una corbata blanco y negro con un sombrero de paja a juego. Caminó sobre la pasarela, que tenía forma de u, y al final bailó un poco mientras lo aplaudían.

Boateng, el primer sastre de raza negra que llegó a la prestigiosa zona de Savile Row en Londres en 1995, dijo que hace modelos para el hombre que quiere que su ropa comunique quién es.

"Mi ropa ayuda a que esto ocurra", dijo Boateng.

___

LAS MODELOS

Al igual que Boateng, la supermodelo de Sudán del Sur Alek Wek recibió una ovación cuando se presentó en la pasarela, a lo que respondió con una sonrisa.

"Estaba muy impresionada diseñador tras diseñador, la diversidad de las formas, las telas, la música y la energía", dijo Wek. "Es hermoso ser parte de eso".

Las modelos africanas ansían participar en el ámbito internacional de la moda. Muchas modelos nigerianas que participaron en los desfiles tienen otros trabajos para poder subsistir, pues la industria local de la moda está en sus comienzos.

Las modelos locales están dispuestas a tomar la estafeta de la generación de Wek, quien es treintañera, y otras modelos africanas que le siguieron. Pero no está claro cuándo habrá otra oportunidad. Obaigbena anunció al final del los desfiles que cada vez hay más interés en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, Nairobi y Kenia para recibir a la próxima Semana de la Moda africana.

___

En Internet:

Revista ARISE: http://www.arisemagazine.net/