El segmento latinoamericano de la gira "Biophilia" de la estrella islandesa Björk, y el regreso a los escenarios de la irlandesa Sinead O'Connor, encabezan este año el festival Cumbre Tajín, acontecimiento músico-cultural que regresa por 13o año a Veracruz, en el este de México.

En este evento, que inicia el sábado y concluye el próximo miércoles, se conjuntan música, naturaleza y la espiritualidad de la cultura totonaca, asentada en la zona arqueológica del Tajín, para dar vida a un evento multicultural que reúne elementos étnicos y propuestas artísticas vanguardistas.

Además de Björk y O'Connor, Cumbre Tajín ofrece este año un cartel musical variado en el que destacan nombres de artistas internacionales como Janelle Monae, Willy Chirino, Bebe, Jesse Cook, Celia Cruz All Stars y Hoppo!, además de los locales Café Tacvba, Caifanes, Sonidero Mestizo y Benny Ibarra.

Uno de los actos más esperados de la maratónica jornada musical es el de Café Tacvba, cuya presentación marcará el inicio de una gira por festivales locales que incluyen Vive Latino y el Festival Cultural de Zacatecas, y que la banda realizará al tiempo que graba su séptimo disco en estudio.

"El concierto en Cumbre Tajín será prácticamente nuestra primera presentación formal en México en casi dos años, desde que paramos para darnos un receso y planear la grabación del nuevo disco", dijo Rubén Albarrán, cantante de la agrupación, en una entrevista reciente con The Associated Press. "Nos gusta mucho el lugar (Tajín), así es que creo que será magnífico iniciar esta nueva etapa del grupo desde ese centro ceremonial".

Además de su participación con Café Tacvba, Albarrán actuará con su agrupación méxico-chilena Hoppo! el 21 de marzo, día en que compartirá el escenario con Björk y O'Connor.

"Hoppo! es un colectivo cuyas colaboraciones puedo decir que son lo más disfrutable. Para mí el grupo es un recreo y un gusto y me permite experimentar otra faceta en la música", explicó el vocalista.

De acuerdo con los organizadores del festival, este año los visitantes se mostraron atraídos principalmente por la presencia de Björk, cuya gira latinoamericana incluye presentaciones en Argentina, Chile y Brasil.

"A Björk le entusiasmó la idea de ser parte de un festival que convive con un pueblo milenario como es el totonaca. Este festival va de la mano con el concepto Biophilia, una exploración del sonido y lo infinito del Universo, desde los sistemas planetarios hasta las estructuras atómicas", dijo Salomón Bazbaz, director de Cumbre Tajín, durante una conferencia realizada recientemente en la Ciudad de México.

Como petición especial en su segunda visita al país, la islandesa solicitó a los organizadores que no haya cámaras de video ni fotográficas durante su actuación, programada para el cierre del festival, cuando los visitantes recibirán el equinoccio de primavera con un tradicional ritual en la zona arqueológica de Tajín.

El séquito de la intérprete de "It's Oh So Quiet" y "Violently Happy" está integrado por unas 50 personas, entre músicos, un coro, técnicos y asistentes personales.

A diferencia de O'Connor, quien ofrecerá una conferencia de prensa previo a su recital, Björk no tendrá contacto con los medios de comunicación, informaron los organizadores.

O'Connor pisará México como parte de una gira mundial que la puso de nuevo en actividad, luego de cinco años en los que la cantante dividió su tiempo entre una rehabilitación, un matrimonio y la grabación de su nuevo álbum, "How About I Be Me And You Be You", que ha descrito como "su mejor disco" desde "I Do Not Want What I Haven't Got" de 1990.

Su recital representará su primera actuación formal en escenarios mexicanos, ya que en 1993 visitó el país como telonera del británico Peter Gabriel en su gira "WOMAD".

Curiosamente, el regreso de la irlandesa a México se dará un par de días antes de la llegada del Papa Benedicto XVI, quien visitará el país del 23 al 26 de marzo. Cabe recordar que O'Connor protagonizó una polémica escena cuando rompió una foto del fallecido papa Juan Pablo II durante un programa de televisión en Estados Unidos, en 1992.

Salomón Bazbaz dijo que el 30% de las ganancias del festival será destinado a becas universitarias para jóvenes originarios de la región, mientras que otra parte servirá para el desarrollo del Centro de las Artes Indígenas.

Se espera que en cinco días, Cumbre Tajín, considerado uno de los festivales culturales más importantes de México, reúna a medio millón de personas.

___

En Internet:

http://www.cumbretajin.com/