Menos personas solicitaron compensaciones por seguro de desempleo la semana pasada, otro indicio de una incipiente mejora en el mercado laboral.

Las solicitudes disminuyeron en 14.000, a 351.000, igualando otra cifra del mes pasado, la menor en cuatro años, informó el jueves el Departamento del Trabajo. El promedio de cuatro semanas, que elimina las fluctuaciones, no varió y quedó en 355.750.

Las solicitudes se han estabilizado en las últimas semanas tras descender durante seis meses consecutivos. El promedio ha retrocedido un 14% desde octubre.

El paulatino descenso de las solicitudes ha coincidido con el mejor trimestre de contratación de empleo en dos años. De diciembre a fines de febrero, las empresas crearon un promedio de 245.000 empleos mensuales. La tasa del desempleo es ahora del 8,3%, la menor en tres años.

Cuando las solicitudes por desempleo bajan en forma consistente a menos de 375.000, ello se interpreta como un indicio de que la contratación laboral es lo suficientemente robusta para disminuir el desempleo.

Las cifras "sugieren que el mercado laboral mejora de manera constante aunque lenta", dijo Steven Wood, economista de Insight Economics. "Es probable que marzo sea otro mes de más de 200.000 adiciones en la nómina".

El crecimiento del mercado laboral está basado en una economía más sólida, que en el último trimestre del año pasado creció a un ritmo anual del 3%.

Otras estadísticas confirmaron que la recuperación ha cobrado impulso. Los consumidores tienen más confianza y han aumentado sus gastos. Las ventas de automóviles van en aumento y en la bolsa de valores el promedio industrial del Dow Jones alcanzó esta semana su mayor nivel desde 2007.

La Reserva Federal se mostró levemente más optimista sobre el repunte económico, debido principalmente al aumento en el empleo. Tras una reunión el martes, la Fed dijo que el desempleo debería descender a medida que se recupera la economía, y destacó el repunte en el gasto consumidor e inversiones empresariales.

El banco central no adoptó nuevas medidas para ayudar en la recuperación y repitió su plan para mantener los intereses a corto plazo casi en cero hasta finales del 2014.