En retrospectiva, la explosión con la que "Mad Men" concluyó la temporada pasada era inevitable.

Tras un matrimonio estropeado y un romance a máxima velocidad con una psicóloga muy segura de si misma, Don Draper logró engañar a todos hasta el final, cuando le pidió matrimonio a su secretaria veinteañera, días después de que se acostaran por primera vez.

Es el Don clásico. Se estaba aprovechando de lo que parecía ser un paliativo (la devoción de una mujer sensual, más joven que según dijo él lo "atrapó") después de pasar una temporada solo y perdido en una caída al abismo.

El necesitaba la recuperación, la estructura y un sentido de identidad renovado que ella parecía proporcionarle.

"Estaba sonriendo como un tonto, como si fuera el primer hombre que se casa con su secretaria", se burló uno de sus colegas en la agencia de publicidad en el final, que ocurrió en octubre de 1965 y se transmitió hace tanto que pareciera una década, aunque en realidad fue en octubre de 2010.

Gracias a los dioses, "Mad Men" comienza su quinta temporada el domingo 25 de marzo en AMC. Los espectadores que quieran una experiencia pura en el capítulo están advertidos, pues a continuación revelaremos algunos detalles.

Muchas preguntas serán respondidas.

Por ejemplo, ¿sabremos si Don (protagonizado por Jon Hamm) seguirá su relación con Megan (Jessica Pare) — una francocanadiense que proyecta el glamour de Jackie Kennedy vía Jean Shrimpton? ¿Seguirá trabajando ella en la agencia Sterling Cooper Draper Pryce de Manhattan, donde, en el final de la temporada pasada, su compromiso de matrimonio desató inmediatamente una sensación de incomodidad y resentimiento entre sus colegas?

El capítulo de estreno de dos horas incluye una fiesta de cumpleaños sorpresa para Don, una sorpresa que no le gusta.

Pete (Vincent Kartheiser) tiene una casa nueva y un bebé con su esposa Trudy, pero, como suele suceder, se siente menospreciado en la oficina cuando se hace cargo del montón de cuentas que tienen.

¿Qué hay del bebé que Joan (Christina Hendricks) esperaba al final de la temporada? ¿Lo tuvo o prefirió no tenerlo porque dudaba de que su esposo fuera el padre?

La trabajadora Peggy (Elisabeth Moss) parece haber perdido su ingenio creativo, al menos con un cliente Heinz, para cuyos frijoles al horno propone un anuncio animado en el que bailan dentro de su lata.

Claramente las cosas han seguido cambiando desde que comenzó "Mad Men", que comenzó situada en 1960. La serie continuará por lo menos dos temporadas más, para cumplir el deseo del creador de la serie, Matthew Weiner, de cubrir en su totalidad esa tumultuosa década.

___

En internet:

AMC http://www.amctv.com/shows/mad-men

___

El columnista nacional de televisión para The Associated Press Frazier Moore está en Twitter como http://www.twitter.com/tvfrazier