El Fondo Monetario Internacional aprobó el jueves un paquete de 28.000 millones de euros (36.560 millones de dólares) para Grecia en los próximos cuatro años, al tiempo que Standard and Poor's dijo que los nuevos bonos del país aún son vulnerables a un impago.

Una junta ejecutiva del FMI aprobó la entrega inmediata de 1.650 millones de euros (2.150 millones de dólares) de esos fondos como parte del segundo paquete de rescate al país, dijo una declaración.

Grecia va a recibir un total de 172.700 millones de euros en préstamos de rescate de sus socios de la eurozona y del fondo para mantenerse funcionando en los próximos años, luego que las tasas de interés enormemente altas le han impedido conseguir dinero en los mercados internacionales de bonos.

El vocero del FMI Gerry Rice dijo que la "continuación de los esfuerzos de reforma para mejorar la competitividad y restaurar el crecimiento económico va a ser clave para superar la crisis".

Sin el rescate, Grecia habría caído en un impago de 15.400 millones de euros debidos el 20 de marzo, una decisión que habría sacudido el sistema financiero global y desestabilizado aún más el grupo de 17 países que usan el euro como su moneda.

El nuevo paquete de rescate fue aprobado luego que Grecia se asegurase un masivo acuerdo para reducción de la deuda con bancos y otros poseedores privados de sus bonos, intercambiando los viejos bonos del gobierno por nuevos bonos que tienen términos de reembolso más favorables.

La agencia de clasificación de crédito Standard and Poor asignó al país una clasificación de CCC — aún vulnerable al no pago — y dijo que la clasificación de la deuda soberana de Grecia permanecería en ese nivel hasta que el trueque de bonos sea completado el mes próximo.

El país ha sobrevivido desde mayo del 2010 gracias a u primer paquete de rescate por un total de 110.000 millones de euros (143.630 millones de dólares). A cambio de ambos paquetes, el gobierno ha impuesto severas medidas de austeridad, incluyendo recortes de pensiones y salarios, además de aumentar los impuestos. Los principales partidos políticos del país han prometido respetar esos compromisos tras las elecciones, que se celebrarán a finales de abril o inicios de mayo.

En tanto, un inspector de la Unión Europea reportó raros progresos en los esfuerzos griegos para reformar su servicio cívico — una de las condiciones claves para el paquete de rescate.