El soldado Bradley Manning ayudó a al-Qaida, al pasarle centenares de miles de documentos militares al portal WikiLeaks, dijeron fiscales militares el jueves.

Manning había sido acusado previamente de ayudar al enemigo, entre 22 cargos, pero el jueves la fiscalía identificó a ese enemigo. Manning y sus abogados comparecen en una audiencia de dos días en un tribunal militar sobre el caso en su contra.

Durante la sesión matutina la jueza militar de la causa dio a conocer las respuestas de los fiscales a una serie de preguntas sobre las acusaciones contra Manning. La jueza, coronel Denise Lind, dijo que la fiscalía argumenta que Manning ayudó indirectamente a al-Qaida en la Península Arábica al dar información a WikiLeaks.

Los fiscales dicen que Manning, de 24 años, descargó y envió a WikiLeaks casi medio millón de reportes secretos de batalla de Irak y Afganistán, centenares de miles de cables diplomáticos y un video de un ataque mortífero de un helicóptero del ejército en el 2007 que WikiLeaks publicó bajo el título "Asesinato Colateral".

Los abogados de la defensa dicen que Manning era a todas luces un joven soldado con problemas a quien el ejército nunca debió haber enviado a Irak ni dado acceso a material secreto cuando estuvo desplegado allí desde finales del 2009 hasta mediados del 2010. Dicen además que el material en cuestión no causó daños a la seguridad nacional.

Se espera que en la audiencia se dé a conocer cuándo comenzará el juicio. En la más reciente audiencia, a finales de febrero, que duró menos de una hora, Manning se negó a declararse culpable o inocente de los cargos que enfrenta, incluyendo ayudar al enemigo, que conlleva cadena perpetua. Además, aplazó la decisión sobre si es enjuiciado por un jurado militar o solamente un juez.