De momentos frenética, meditabunda y enigmática, Fiona Apple regresó a los escenarios en el festival South By Southwest (SXSW).

La cantante y compositora presentó la tarde del miércoles nuevas canciones de su próximo álbum, cuyo lanzamiento está previsto para mediados de año.

Su concierto era uno de los eventos más anticipados este año en SXSW, y una gran multitud de seguidores acudió a verla cantar. Han pasado cinco años desde que Apple tocó en vivo fuera de Los Angeles y siete desde su último disco, "Extraordinary Machine". Tiene una segunda actuación prevista en el marco de SXSW antes de salir al ruedo en una pequeña gira de ocho días que comienza el domingo en Chicago.

Apple habló muy poco con el público durante su actuación, y en un momento bromeó que se le habría olvidado cantar la segunda estrofa de una nueva canción. Sin embargo, complació a su público con algunos de sus temas más conocidos, incluyendo "Criminal", "Fast As You Can" y "Sleep to Dream".

Ofreció una actuación enérgica, superando una tarde de bochorno y un sonido turbio que hizo que sus letras fueran por momentos inaudibles. Ataviada en un vestido negro con una camiseta rosada por debajo y el cabello recogido en una cola de caballo, usó una taza de té caliente para aliviar su voz en las últimas canciones. En un momento recostó su cabeza sobre el piano por unos 45 segundos, y entonces la subió ligeramente para ver con entusiasmo a su guitarrista terminar una canción.

Twitter se prendió con fans de todo el país expresando su consternación por no haber podido acudir al concierto, pero los videos de su actuación y de las nuevas canciones rápidamente se propagaron por la red.

Hasta ahora lo único que se sabía del nuevo álbum de Apple era el título y que saldría este año. Su publicista dijo el miércoles que el CD, "The Idler Wheel is wiser than the Driver of the Screw, and Whipping Cords will serve you more than Ropes will ever do", estará a la venta en junio.

___

En Internet:

http://www.sxsw.com