El premier chino Wen Jiabao dijo el miércoles que el yuan parece haber alcanzado una "tasa de cambio equilibrada", lo cual sugiere que su apreciación frente al dólar se verá limitada a pesar de las denuncias de que la moneda china, fuertemente controlada, está subvaluada y distorsiona el comercio.

El yuan ha incrementado su valor en términos reales en un 30% desde 2005 y ha oscilado desde septiembre en los contratos a plazo no entregables en Hong Kong, dijo Wen. Esos contratos se utilizan para apostar al movimiento de monedas que no son de comercialización libres. Están denominados en dólares u otras monedas duras.

"Eso demuestra que la tasa de cambio del renminbi podría haber alcanzado una tasa de cambio equilibrada", dijo Wen en una conferencia de prensa al cabo de la sesión legislativa anual.

Wen prometió crear un sistema de tasas de cambio más flexible y basado en el mercado, señalando que "nos complace la mayor elasticidad de la tasa de cambio del renminbi".

Con todo, sus declaraciones probablemente molestarán a los gobiernos como el de Washington, que dicen que los controles chinos mantienen subvaluado el yuan, dan a sus exportadores una ventaja desleal y siguen aumentando su ya colosal superávit de balanza comercial.