El soldado estadounidense que presuntamente mató a balazos a 16 civiles afganos mientras dormían fue captado en un video de seguridad que lo muestra regresando a la base y levantando los brazos en señal de rendición, dijo un funcionario afgano que vio las imágenes.

El funcionario dijo el martes por la noche que las autoridades estadounidenses mostraron las imágenes a las autoridades afganas a fin de probarles que sólo fue un atacante en la matanza del domingo, que ha provocado indignación en todo el país.

Una bomba colocada en una motocicleta estalló el miércoles y dejó un muerto, mientras que una delegación del gobierno que investigaba la matanza se reunía en Kandahar, a unos 600 metros de la explosión.

Mohamed Saleem, un tendero en el área, dijo que la bomba fue puesta en una motocicleta. La explosión dejó un muerto y un herido. Los integrantes de la delegación salieron ilesos.

El día anterior, la delegación visitó los dos poblados en Kandahar donde se realizaron los tiroteos. Los residentes del poblado — enojados con las tropas extranjeras, frustrados con su gobierno y cansados de la guerra — relataron la tragedia. Dos de las personas que perdieron familiares insistieron en que no uno, sino al menos dos, soldados participaron en los tiroteos. Oficiales afganos también han sugerido que estuvieron involucrados más de un atacante.

El video, tomado desde un dirigible en lo alto que graba el área alrededor de la base, muestra a un soldado con uniforme estadounidense que se aproxima a la puerta sur de la base con un mantón tradicional afgano que oculta el arma en su mano, dijo el funcionario.

Entonces, se quita el mantón mientras deja su arma en el suelo y levanta las manos en señal de rendición.

El funcionario no ha visto ninguna grabación del soldado al abandonar la base. el funcionario habló bajo condición de guardar el anonimato para tratar un informe privado.

Los legisladores afganos han demandado que el atacante, identificado por funcionarios estadounidenses, como un sargento, enfrente un juicio público dentro de Afganistán. Han pedido al presidente de afgano Hamid Karzai que suspenda cualquier negociación con Estados Unidos en el pacto militar al largo plazo hasta que esto ocurra.

"No se ha tomado una decisión final todavía" sobre donde se llevará a cabo el juicio, dijo el coronel Gary Kolb, un portavoz militar en Afganistán.

"Hemos realizado cortes marciales en Afganistán previamente, por lo que tenemos la capacidad", dijo Kolb. "ellos echarán un vistazo a todas las circunstancias y determinarán si se realizará aquí o de vuelta en Estados Unidos".

Las autoridades afganas dijeron que una bomba al borde de una carretera se detonó y mató a ocho civiles en el sur de Afganistán cuando su vehículo se topó con ella.

La oficina del gobernador en la provincia de Helmand dijo que una explosión el miércoles por la tarde en el distrito de Marjah explotó masivamente y dejó los cuerpos difíciles de identificar.

Las Naciones Unidas dijeron que el año pasado fue el más mortífero entre civiles en la guerra de Afganistán, con 3.021 muertes mientras que los insurgentes incrementaron la violencia con ataques suicidas y bombas en los caminos.

Según la ONU, los milicianos afiliados al Talibán fueron responsables de más de tres cuartas partes de las muertes civiles en 2011.