La productora de bebidas energéticas Red Bull retiró un anuncio en Sudáfrica, tras las reacciones indignadas de cristianos y musulmanes por el hecho de que se mostraba a Jesucristo caminando sobre las aguas, informaron ejecutivos.

Los obispos católicos de Sudáfrica instaron a los cristianos no beber Red Bull durante la Cuaresma, con lo que prácticamente convocaron a un boicot comercial.

El anuncio de televisión, en dibujos animados, sugiere que Jesús logró caminar sobre las aguas porque se sintió vigorizado por una bebida milagrosa, y porque sabía dónde había rocas ocultas en las que podía apoyar los pies.

El Consejo Judicial Musulmán de Sudáfrica advirtió el miércoles sobre las consecuencias del "extremismo secular" contra cualquier credo.

Añadió que cualquier "insulto y sátira" de Jesús ataca "los cimientos mismos de la teología islámica".

Jesucristo es considerado un profeta por el islam.

En un mensaje al cardenal Wilfrid Napier, jefe de la Conferencia del Episcopado católico en Sudáfrica, el consejo musulmán señaló que el anuncio lastimaba las creencias del cristianismo, el islam y la religión en general.

"Deseamos que nuestras voces se unan para dejar claro ante cualquier extremismo secular que todos los ataques o alteraciones de símbolos religiosos y espacios sagrados resultan inaceptables", advirtió el consejo.

Napier había instado ya a los fieles católicos a donar a fines caritativos cualquier dinero que se ahorraran al no comprar Red Bull durante la Cuaresma.

En un comunicado, la productora de bebidas señaló que sus anuncios humorísticos siempre buscan abordar "hechos muy conocidos" en la historia o la literatura.

"Nunca es nuestra intención herir los sentimientos de alguien", agregó.

Señaló que el anuncio, transmitido el martes, fue retirado el miércoles, y lamentó que haya molestado a las comunidades religiosas.