El costarricense sospechoso de ordenar el atentado en el que murió Facundo Cabral compadecerá el jueves ante un tribunal guatemalteco.

El físcal a cargo del caso Ricardo Guzmán informó el miércoles que Alejandro Jiménez González es "acusado de homicidio y asesinato en grado tentativo y podría ser ligado al proceso mañana (jueves) mismo".

Desde la mañana del miércoles, Jiménez, alias "El Palidejo", guarda prisión preventiva en una cárcel de máxima seguridad al este de la capital.

Debido al alto impacto del caso se están tomando todas las medidas necesarias para proteger a Jiménez González mientras espera juicio, dijo el portavoz de la dirección general de presidios Rudy Esquivel.

"Se le recibió en la prisión de máxima seguridad Fraijanes I y fue puesto en una celda de reclusión unipersonal bajo monitoreo las 24 horas al día", señaló.

Jiménez fue expulsado la víspera desde Colombia por haber entrado al país sudamericano con documentos falsos.

El costarricense de 38 años, era buscado internacionalmente por la justicia de Guatemala por su presunta implicación en el asesinato del músico argentino, y Costa Rica lo requiere también por delitos de blanqueo de capitales y narcotráfico.

Fue detenido el sábado en una zona de la costa del Pacífico colombiano, pero su plena identidad fue sólo confirmada el lunes por la noche, según han explicado autoridades las colombianas.

Cabral, de 74 años, murió acribillado el 9 de julio de 2011 en Guatemala cuando se desplazaba al aeropuerto La Aurora en compañía del empresario nicaragüense Henry Fariñas en una camioneta y quien habría sido el objeto principal del atentado. El empresario sobrevivió al ataque.

Las autoridades de Guatemala también tienen detenidos a cuatro autores materiales del atentado.