Un niño palestino falleció el miércoles después de ser alcanzado por una bala procedente de los disparos al aire efectuados por islamistas en un funeral, dijeron sus familiares y testigos oculares.

El funcionario de salud palestino Adham Abu Salmia dijo inicialmente que Barka al-Mugrahbi, de 8 años, murió a causa de las heridas sufridas el lunes en un bombardeo israelí.

Empero, el mando israelí aclaró que no bombardeó esa zona el lunes.

Los familiares del niño y testigos oculares aclararon posteriormente que el menor participaba en el funeral efectuado el lunes de un insurgente de Gaza cuando fue alcanzado en la cabeza por una bala perdida.

En aquel momento, los islamistas disparaban sus armas al aire, agregaron.

El martes, los militares israelíes y los insurgentes de Gaza acordaron una tregua tras cuatro días de combates, aunque se ha violado el alto al fuego esporádicamente. Sin contar el menor, 25 palestinos murieron en la violencia.

Empero, ha persistido el lanzamiento de cohetes y morteros desde Gaza contra Israel, y el miércoles el estado judío efectuó un bombardeo de represalia.