Primero, el Magic de Orlando consiguió una de sus victorias más importantes de la temporada, y luego Dwight Howard cambió el guión de lo que ha sido el principal melodrama en la temporada de la NBA.

Howard acumuló 24 puntos y 25 rebotes mientras Jameer Nelson anotó 25 unidades, incluyendo 12 en el último período y en el tiempo extra, para que el Magic remontara y venciera el martes por 104-98 al Heat de Miami.

Minutos después de la emocionante victoria, Howard retiró su solicitud de transferencia y dijo que le había comunicado a los directivos del equipo que desea permanecer con el club el resto de la campaña.

Howard consiguió su octavo partido de la temporada y el 40mo de su carrera con al menos 20 puntos y 20 tableros.

"Bueno, le dijo a esos chicos, les he estado diciendo en las últimas dos o tres semanas que quiero seguir y terminar la temporada", expresó Howard.

"Les dije que creo que tenemos una gran oportunidad de ganar y les dije que quiero estar aquí y que quiero traer un campeonato acá. Les dije que deben darme esa oportunidad. No me transfirieron al principio de la temporada y les dije que voy a jugar tan intensamente como pueda cada noche para poner a nuestro equipo en posición de ganar".

El Magic se sobrepuso a un déficit de 14 puntos en la primera mitad para sumar su tercer triunfo consecutivo y el quinto en seis encuentros.

Howard, de 26 años, afirmó en la pretemporada que deseaba ser transferido, con lo que terminaría una relación de siete años con la única organización que el tres veces Jugador Defensivo del Año ha conocido. Tiene la opción de terminar su contrato actual y ser agente libre en julio.

Ahora, esos planes parecen cancelados por ahora, en una noche en que podía haber jugado posiblemente su último partido en casa con la camiseta del Magic.

Todavía existe la posibilidad de que el Magic pueda transferirlo antes del plazo que se cumple el jueves, pero eso parecería improbable.

Dwyane Wade convirtió 28 tantos y Chris Bosh 23 por el Heat, que llevaba tres victorias al hilo. LeBron James agregó 19 puntos, 11 rebotes y ocho asistencias.

El Heat visita a Chicago el miércoles en un choque entre los dos mejores de la División Este. Orlando va a San Antonio para su último partido antes de que venza el plazo de las transferencias.

Por su parte, los Rockets de Houston lograron el tipo de victoria que necesitaban para librarse de un mal momento en la segunda mitad, sobre todo ahora que sus bases titulares están fuera de acción.

Courtney Lee y el novato Chandler Parsons anotaron cada uno 21 puntos, Patrick Patterson bloqueó un tiro de Serge Ibaka a dos segundos del final y los Rockets de Houston se sacudieron una desventaja de 11 puntos en los últimos tres minutos para doblegar por 104-103 al Thunder de Oklahoma City.

Houston había perdido seis de siete, y el entrenador Kevin McHale dijo de antemano que "la clave es que no hemos estado jugando bien desde la pausa por el juego de estrellas".

Es posible que el triunfo sea el cambio de dirección que necesitaban.

"Si no es éste, no sé que lo hará", dijo el argentino Luis Scola, quien encestó 18 puntos. "Es muy difícil conseguir una victoria que no aliente más que éste debido a todas las circunstancias".

Scola enumeró las condiciones adversas, una tras otra:

— El armador estelar Kyle Lowry está fuera de dos a cuatro semanas por una infección bacteriólogica y Kevin Martin no jugó por una distensión en el hombro derecho.

— Un aumento en los rumores, antes de que venza el plazo de transferencias el jueves, sobre un equipo que casi fue parte de un gran acuerdo por Chris Paul al inicio de la campaña.

— Demasiadas derrotas después del juego de estrellas.

— La posición del Thunder como el mejor equipo en la división Oeste y un impresionante registro de 18-2 en casa.

Y en medio surgió el problema de un déficit de 102-91 con 2:29 por jugarse.

"Es muy difícil tener una victoria emotiva mejor que ésta", insistió Scola, que agregó cuatro tableros y tres asistencias en una actuación de 33:43 minutos.

Lee embocó un triple desde la esquina izquierda con 15 segundos por jugarse para completar una ofensiva de 13-1 en minutos finales por Houston, que resultó favorecido por una falta técnica contra el estelar Russell Westbrook de Oklahoma City.

Kevin Durant fue el mejor del Thunder con 28 puntos pero falló la anotación del vuelco potencial desde la punta del arco de los triples en los últimos segundos después de perder y recuperar la pelota. Ibaka capturó el rebote pero su intento subsiguiente fue frustrado desde atrás por Patterson en una jugada que desencadenó el festejo de los Rockets.

En el resto de la jornada, Toronto venció 96-88 a Cleveland, Indiana 92-75 a Portland, Lakers 116-111 a Memphis en doble tiempo extra, Dallas 107-98 a Washington, Denver 118-117 a Atlanta en tiempo extra y Golden State 115-98 a Sacramento.

___

El periodista de AP Jeff Latzke en Oklahoma City contribuyó a este despacho.