Un hombre dijo que Lindsay Lohan le rozó una rodilla mientras conducía su Porsche negro en Hollywood y no se detuvo.

El jefe de policía de Los Angeles Mark Ro dijo que el hombre no sufrió lesiones en el incidente, ocurrido a las 12:20 a.m. del miércoles.

El hombre es un empleado del bar Hookah Lounge. El sargento dijo que Lohan intentaba dar una vuelta en U en una calle estrecha frente al local cuando estuvo a punto de golpear levemente el auto del individuo.

Un grupo de fotógrafos rodeaba el vehículo de Lohan cuando el hombre salió y le dijo que tuviese cuidado con su auto.

El hombre le dijo a agentes que el coche deportivo de Lohan le rozó una rodilla y que la actriz se alejó manejando.

El sargento dijo que no hubo lesiones ni daños, por lo que no se preparó ningún reporte de que se dio a la fuga.

La abogada de Lohan, Shawn Chapman Holley, no respondió de inmediato un mensaje en busca de comentarios.