El presidente de la Academia Mexicana de Cine, Carlos Carrera, informó que la 54a entrega anual de los premios Ariel se pospondrá por falta de recursos en la organización.

"No está en quiebra, es un problema administrativo", dijo Carrera el miércoles en entrevista telefónica con la AP.

La academia informó la víspera que la entrega del premio, equivalente mexicano del Oscar y que suele entregarse en mayo, se pospuso para el 2 de junio. Los nominados, que por lo general se anuncian en marzo, serán dados a conocer en abril.

Carrera explicó que la organización tiene un presupuesto asignado, pero las autoridades todavía no han definido si será otorgado por medio del Consejo Nacional Para las Artes o el Instituto Mexicano de Cinematografía.

"Siguen en juntas para ver como se resuelve esa situación y mientras siguen en juntas teníamos como fecha original el 23 de marzo y decidimos pasarla al 2 de junio haya o no haya recursos", dijo Carrera.

"En este caso tendríamos que haber contado con los recursos mucho antes, porque tampoco se organiza en un par de meses, es un proceso muy largo. Mandar a hacer las estatuillas se lleva dos meses por ejemplo", agregó.

Según el presidente, lo paradójico de la situación es que el presupuesto existe y es mayor a otros años pero no ha aparecido.

Los problemas económicos de la Academia no sólo afectan la entrega de premios sino que han impedido que los integrantes de su personal reciban su salario.

"La situación es crítica y no se les ha pagado en dos meses y medio. No se puede operar en sus oficinas", dijo a la AP la secretaria técnica de la Academia, Silvia Gil.

Agregó que la página de internet de la institución también se ha visto afectada, al igual que otros servicios que presta la Academia para el cine mexicano.

Carrera reconoció que los trabajadores de la Academia enfrentan el retrasos en sus pagos desde hace años.

"A lo largo de los últimos 12 años ha sido un poco una constante, siempre nos aguantan (perdonan) un par de meses, siempre ha habido un punto en el que los dineros oficiales llegan más tarde", dijo.

Explicó que se está realizando el proceso de selección de películas y en abril se decidirán las nominaciones.

A pesar de la dura situación por la que pasa la Academia, Carrera no considera terminar su presidencia de forma anticipada.

"Mi periodo dura dos años, concluye en agosto, en agosto hay elecciones nuevas y será normalmente. La idea es dejar todo estructurado y realizado para que no vuelva a repetirse una situación como la presente", dijo.

La Academia es un organismo gremial independiente, ajeno a compromisos con instituciones gubernamentales o privadas. Además del presupuesto federal que tiene asignado, cuenta con apoyos económicos de la Universidad Autónoma de México.

El Ariel reconoce lo mejor del cine mexicano desde 1946.

___

En Internet:

www.academiamexicanadecine.org.mx/