El papa Benedicto XVI nombró obispo castrense de Paraguay a monseñor Adalberto Martínez Flores, informó el miércoles la oficina de prensa de la Santa Sede.

Monseñor Martínez Flores, quien era obispo de la diócesis de San Pedro, Paraguay, nació en Asunción el 8 de julio de 1951.

Tras haber frecuentado la facultad de economía de la Universidad Nacional, se transfirió a Washington, donde obtuvo el título de bachiller en arte en la facultad del Oblate College. Estudió después en la Escuela Internacional Sacerdotal del Movimiento de los Focolari en Frascati, Italia, y obtuvo el título en teología en la Pontificia Universidad Lateranense.

Fue ordenado sacerdote el 24 de agosto de 1985 por la diócesis estadounidense de Virgin Islands, donde trabajó varios años en la formación de los seminaristas y de los asistentes de los movimientos apostólicos.

De regreso a Paraguay, en la arquidiócesis de Asunción fue vicario parroquial, párroco, secretario general del Sínodo diocesano, asesor pastoral de Radio Caritas y de la pastoral juvenil.

El 14 de agosto de 1997 fue elegido obispo titular de Tatilti y auxiliar de Asunción. Recibió la ordenación episcopal el 8 de noviembre sucesivo.

El 19 de febrero de 2007 fue nombrado obispo de la diócesis de San Pedro. En la Conferencia Episcopal Paraguayana ha sido presidente de diversas comisiones y actualmente es secretario general.