George Clooney advirtió el miércoles sobre una crisis humanitaria en la volátil zona fronteriza entre Sudán y Sudán del Sur, donde la gente se está refugiando en cuevas de los Montes Nuba por los ataques aéreos de las fuerzas sudaníes.

El actor y activista por los derechos humanos, quien acaba de regresar de una visita a la región, describió cómo viajó secretamente por la frontera, fue atacado con lanzamisiles y observó la muerte y destrucción en los países africanos. Recordó cómo un niño de 9 años perdió una mano en una explosión.

"Estamos frente a un verdadero desastre", dijo Clooney a un pequeño grupo de reporteros antes de declarar en una audiencia del Comité de Relaciones Extranjeras del Senado.

Mientras viajaba con John Prendergast, cofundador del grupo activista Enough Project, Clooney filmó las penurias para un video publicado en internet poco antes de su testimonio.

El actor y director ganador de un Oscar usó su poder de convocatoria en favor de un asunto que el presidente del comité, el senador demócrata John Kerry, reconoció que captura la atención pública sólo intermitentemente.

Tras más de dos décadas de conflicto, Sudán del Sur se separó el pasado julio y se convirtió en el país más joven del mundo. Pero la violencia ha azotado la frontera desde entonces, y ambos países han tenido disputas en torno al petróleo ubicado en Sudán del Sur, que es transportado a través de oleoductos a Sudán. Las disputas han paralizado el envío de crudo, un golpe para China, que recibe el 6% de su petróleo de Sudán y ahora debe encontrar otras fuentes.

Clooney reconoció que los estadounidenses están cansados de ver sufrimiento, entre la guerra en Afganistán y las crisis en Siria, Somalia y otros países mientras intenta conscientizar sobre los padeceres de Sudán del Sur. Pero apuntó que el presidente Barack Obama citó el cierre petrolero en la región de Sudán como un factor contribuyente en el aumento de los precios de la gasolina, y que una resolución al conflicto podría ser beneficiosa en este sentido.

En la audiencia, Princeton Lyman, el enviado especial de Estados Unidos a Sudán, describió un deterioro en la situación.

Clooney sería recibido por Obama y la secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton el jueves.