Agreguen una cita más en la galería de líneas inmortales de Hollywood: "¡Yo soy, Armando Álvarez!".

La frase dicha por Will Ferrell en "Casa de mi padre", su debut en español, fue una de muchas que arrancaron carcajadas de los asistentes que abarrotaron las dos funciones de la película en South by South West (SXSW).

El largometraje dirigido por Matt Piedmont y escrito por Andrew Steele, quienes ya habían trabajado con Ferrell en "Saturday Night Live", se exhibió fuera de competencia en el festival previo a su estreno en las salas comerciales de Estados Unidos el viernes. Es una parodia del cine y las telenovelas mexicanas de los años 60 y 70, la violencia del director Sam Peckinpah, los westerns de John Ford y la magia de Alejandro Jodorowsky.

Filmada en 22 días con un presupuesto de no más de cinco millones de dólares, la película incluye varias sorpresas como absurdas animaciones (filmaciones de tráfico en miniatura), animales de utilería, cortes abruptos y problemas de continuidad típicos de las llamadas películas B.

Sin embargo, el rodaje dio como resultado un filme tan sólido como su elenco, que incluye, además de un comiquísimo Ferrell, a los astros mexicanos Gael García Bernal, Diego Luna y Pedro Armendáriz Jr., quien falleciera el 26 de diciembre de 2011, en su último papel. Su deceso fue el momento más agridulce de la experiencia de "Casa de mi Padre".

"Yo sabía muy bien quién era Armendáriz Jr., y también tengo bien claro quién era su padre", dijo Steele, fanático de "3 Godfathers", una de las tres películas que Armendáriz padre filmó con John Ford. "Tenerlo a (Armendáriz Jr.) contándome historias de cómo creció junto a John Wayne y los entretelones de la industria del cine mexicano fue algo increíble".

La escena clave de García Bernal y Luna juntos en la pantalla como narcos rivales fue escrita a último momento, y la energía que emanan recuerda la escena de "Heat" en la que Al Pacino y Robert De Niro están frente a frente por única vez.

"Cuando escribí la película los personajes nunca se encontraban", dijo Steele. "Pero cuando conseguimos a Diego y Gael no podíamos dejar la oportunidad de filmarlos juntos. Es mi escena favorita de la película. No sólo son dos actores excelentes, sino que son muy inteligentes a nivel personal. Por eso pudieron brillar como comediantes en una comedia no convencional".

"Yo no los veo como grandes 'actores latinos''', añadió Piedmont. "Los veo como dos de los mejores actores del mundo, sin dudas. Trabajar con ellos fue un sueño, y siempre fueron nuestra primera opción".

La cinta fue deliberadamente escrita en un inglés imperfecto y traducida libremente al español por Patrick Pérez, un mexicano radicado en Los Angeles que ayudó con la dicción de Ferrell, quien se aprendió sus líneas fonéticamente y requirió no más de tres tomas por escena.

"En un momento, Armendáriz Jr. se quejó de que el español no era correcto, pero entre Luna y Gael le hicieron entender lo que tratábamos de hacer, y accedió gustoso", dijo Piedmont.

En principio, cuando a Ferrell se le ocurrió hacer una película en español, no fue fácil convencer a los estudios de que la financiaran.

"Nadie estaba interesado en una película en español con subtítulos, ni siquiera yo", confesó Steele, el guionista. "Pero en un momento, cuando manejaba por las calles de Los Angeles, se me ocurrió la idea y, por suerte, a (Ferrell) le gustó".

Además de las risas, la película se las ingenia para comentar y combatir estereotipos de ambos lados de la frontera que describe a los mexicanos como narcos y a los estadounidenses como consumidores de las drogas que salen de México.

"Este país (México) va a crecer muchísimo gracias a las adicciones de Estados Unidos", dice en un momento el narco interpretado por Luna.

Una de las sorpresas es el breve papel de "El Puma" José Luis Rodríguez, padre de la actriz estelar Génesis Rodríguez, quien da vida a la prometida del personaje de Luna de quien se enamora el personaje de Ferrell. El cantante venezolano canta "Con su blanca palidez", una versión en español del éxito de 1967 de Procol Harum "A Whiter Shade of Pale", en una escena del filme.

"Cuando nos enteramos quién era (el padre de Génesis), no dudamos en incluirlo en la película", explicó Piedmont.

La participación de Televisa en la financiación requiere un párrafo aparte, considerando que buena parte de "Casa de mi Padre" se burla cariñosamente de las telenovelas producidas por la gran multinacional mexicana.

"Televisa mostró un gran sentido del humor", dijo Steele. "Entendieron claramente lo que queríamos hacer y estuvieron dispuestos a burlarse de sí mismos, lo cual es una gran cualidad".

Brian Salisbury, un bloguero que vive en Austin y escribe para hollywood.com, vio "Casa de mi padre" junto a miembros de la prensa local.

"La película tuvo un buen recibimiento", dijo Salisbury a The Associated Press. "Esta es una ciudad que aprecia las cosas raras".

"No soy para nada fanático de Will Ferrell, pero disfruté la película", expresó a la AP Rodd Paddock, de la revista CoDe en Cedar Park, Texas. "En todas las películas, Ferrell hace básicamente el mismo papel, pero ésta es diferente. La recomiendo".

"Casa de mi padre" se estrena el viernes en 350 cines de Estados Unidos y sus realizadores son mesuradamente optimistas en relación a su éxito.

"Obviamente queremos que la gente vaya a verla para poder seguir haciendo cosas similares", dijo Piedmont. "Pero eso es algo que no podemos controlar. Simplemente, estamos conformes porque hicimos la película que queríamos hacer".

___

En Internet:

http://sxsw.com/