Un banco chino retractó su interés en el financiamiento de un gasoducto desde Irán hacia Pakistán, proyecto que era objetado por Estados Unidos, dijo un funcionario paquistaní.

El portavoz del ministerio de finanzas, Naveed Iqbal, dijo el miércoles que no sabía exactamente por qué el banco se había retractado.

Estados Unidos advirtió a Pakistán y a las empresas que colaboraban en el proyecto que podrían ser objeto de sanciones si continuaban con sus planes.

Iqbal indicó que el Banco Industrial y Comercial de China llegó a un acuerdo con Banco Habib de Pakistán para financiar la sección del gasoducto que pasaba por territorio paquistaní, pero ahora parece "no tener más interés en el proyecto".

Los líderes paquistaníes advirtieron que seguirían adelante con el gasoducto pese a la oposición estadounidense, alegando que era vital obtener el suministro de gas para el país carente de capacidad energética.