La Reserva Federal ofreció el martes un panorama más positivo de la economía luego de una mejoría en el mercado laboral desde su última reunión en enero, aunque no tomó medidas para apuntalar la recuperación y reiteró su plan para mantener las tasas de interés a corto plazo cerca de cero hasta por lo menos el 2014.

En un comunicado emitido luego de su reunión de políticas, la Fed dijo que la tasa de desempleo ha bajado de manera notable y que debe de seguir bajando conforme la economía se expande moderadamente en los próximos meses.

El gasto de las familias y la inversión fija de las empresas continuaron creciendo también. Y las presiones sobre los mercados financieros globales han disminuido, aunque el banco central advirtió que siguen representando una amenaza.

La Fed dijo también en su comunicado que el aumento en los precios del petróleo y la gasolina harán que la inflación suba temporalmente, pero que a largo plazo ésta se mantendrá estable, una apreciación ya expresada por el presidente de la Fed Ben Bernanke este mes.

El comunicado fue aprobado por 9-1. El presidente de la Fed de Atlanta Jeffrey M. Lacker se opuso por segunda reunión consecutiva. El comunicado señaló que Lacker no "prevé que las condiciones económicas sustenten los niveles excepcionalmente bajos en que se encuentran las tasas para fondos federales hasta finales de 2014".

Tarde o temprano, la Fed se sentirá obligada a aumentar las tasas para contener la inflación cuando la economía entre en calor. Pero algunos analistas creen que la Fed se muestra reacia a señalar un posible cambio en las tasas antes de que sea inminente. Una insinuación prematura podría causar que los inversionistas eleven tasas de interés antes de que la Fed esté segura de que la recuperación económica perdurará.

Los mercados bursátiles no evidenciaron reacciones a la postura de la Fed. El promedio industrial Dow Jones subió 110 puntos por la mañana y se mantuvo en ese nivel luego de que se difundió el comunicado.

Desde la reunión de la Fed de enero, una serie de reportes económicos positivos indican que la economía tiene un mejor desempeño de lo previsto por el banco central.

Los empleadores sumaron 734.000 empleos de diciembre a febrero, los mejores tres meses de contratación en dos años. Con ello la tasa de desempleo ha bajado a 8,3%, aunque sigue siendo históricamente alta.