San Juan - El boxeador puertorriqueño Juan Manuel 'Juanma' López podría enfrentar una suspensión de un año por parte de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) tras llamar "apostador" al árbitro Roberto Ramírez tras su derrota el pasado sábado frente al mexicano Orlando Salido.

El presidente de la OMB, Francisco 'Paco' Valcárcel, enfatizó en un comunicado de prensa que López debe "mostrar causa por la cual no deba ser suspendido por un año, ni aparecer en las clasificaciones de la OMB o combatir por cualquier título regional o mundial de la OMB".

López llamó "apostador" a Ramírez cuando el juez detuvo la pelea a los 32 segundos del decimo asalto tras caer derribado por una combinación de golpes y no pudiera incorporarse con efectividad en el combate, donde Salido retuvo su campeonato pluma de la OMB en el coliseo Roberto Clemente de San Juan.

La decisión de Ramírez fue criticada por López, tal y como ocurrió en el primer combate entre ambos el 16 de abril de 2011, cuando el hijo del árbitro del mismo nombre tambien detuvo la pelea en un controvertible final en la octava vuelta.

Tras el encuentro, López aseguró que Ramírez padre "es un apostador", dijo que no estaba de acuerdo con la decisión, y que estaba "listo para pelear nuevamente con Orlando Salido".

Dos jueces tenían la pelea 86-84 a favor de López, mientras que el tercero, la tenía empate a 85.

López, que reinó en las 122 y 126 libras por la OMB, era el clasificado número uno de la organización en el peso pluma antes de su segunda reyerta frente a Salido.